Botnets. Una amenaza informática demasiado presente

Los Botnets o redes de ordenadores zombi, se forman por ciber-delincuentes que usan equipos de otros usuarios conectados a Internet, para poder atacar un objetivo y así aumentar su potencia. Estos ciber-delincuentes usan estas redes clandestinas para gobernar ordenadores de otras personas y utilizarlos para conseguir su propósito.

 

Un estudio indica que uno de cada cuatro ordenadores conectados a Internet podría formar parte de estas redes durante el año 2012.

Un ejemplo de la peligrosidad de estas redes, es que una compañía tan grande como Microsoft, destina mucho dinero en conseguir reducir a estos ciber-delincuentes que en algunos casos llegan a controlar miles de equipos, lo que les hace muy poderosos a la hora de coordinar un ataque.

Chek Point, empresa dedicada a la seguridad, indica a través de un informe que se consolidará esta práctica en 2012. Su director General, Mario García, nos explica detalladamente que “hasta hace poco tiempo, los ciber-criminales utilizaban sus propios ordenadores para cometer sus delitos. Pero ahora, pueden adueñarse de cientos, incluso miles de ordenadores ajenos, a los que controlan remotamente, enviándoles órdenes para que sean ellos los que cometan sus fechorías, y todo ello sin que sus dueños se enteren. Esta es una nueva era para el cibercrimen, ya que se combina una capacidad de propagación extraordinaria con un potencial de daño sin precedentes. Actualmente, cualquiera puede adquirir por Internet las herramientas necesarias para crear su propia ‘botnet’, por menos de 500 dólares (379,9 euros), como si se tratase de un ‘kit de herramientas’ para realizar tareas de programación o diseño”.

Esta compañía facilita el siguiente dato. La Botnet TDL infectó a más de 4.5 millones de equipos y 100.000 direcciones por día trasformándolos en instrumentos para el cibercrimen.

Una actuación que sale barata a los ciber delincuentes, pero cara a los objetivos que eligen.

 

Vía: El Economista