5 días viviendo con el Sony Smartwatch 3

Hemos pasado unos cuantos días con el Sony Smartwatch 3, y esta ha sido nuestra experiencia. ¡Te invitamos a compartirla!

 175831893

Día 1 – Tiempo para el cambio

Veníamos de usar el Motorola Moto 360 durante 6 meses y, claro, nos ha costado ‘un poco’ adaptarnos al cambio. Aparte del diseño cuadrado sin embargo, hay muchas similitudes, hasta la posición de la corona artificial, que actúa como botón de encendido.

No es tan prominente como la del 360, y esto lo convierte en un poco más difícil para presionar y tener acceso al reloj, pero no es algo que se tenga que usar a menudo.

El Sony SmartWatch 3 se ejecuta en el sistema operativo Android Wear, al igual que mi 360, por lo que en el software es bastante familiar.  Puedo dar un toque para despertar el reloj, o torcerlo hacia mí hacia la cara y automáticamente muestra la hora. Podemos configurar la pantalla para que permanezca encendida en todo momento, si nos gusta, pero es casi seguro que entonces la batería no aguante un día – duraría aproximadamente de cuatro a cinco horas.

A diferencia de mi 360, la pantalla del SW3 puede separarse de la banda de goma. Esto hace que sea mucho más fácil de personalizar, y también es muy útil cuando se está cargando. Para ello, sólo hay que conectar un cargador de Android en la parte posterior. Hice esto durante la noche, pero no hace falta tenerlo tanto tiempo ya que no tarda mucho en cargarse.

 ARM_WEARABLE 650

Día 2 – Deja el teléfono inteligente en el hogar.

Hoy quiero averiguar cuánto puede hacer el reloj mientras no está conectado al lado de mi Sony Xperia Z3.

No hay ningún monitor de ritmo cardiaco en el tablero, pero hay un rastreador GPS incorporado. Esto significa que puedo revisar hasta qué punto he corrido, andado, nadado, bajado una montaña, montado en bici…el reloj me muestra cuánto tiempo estuve realizando la acción y cuántas calorías quemé al hacerlo, todo mientras el smartphone se queda en casa.

Lo que no me di cuenta hasta después de mi primera carrera con el SW3, es que tienes que descargar una aplicación llamada My Tracks de Google para que funcione. Hay que instalarla en tu teléfono y volver a sincronizar el reloj, entonces ya aparece en la lista de apps. Por último, tendremos que registrarnos.

También podemos disfrutar de la música en el camino, con la opción de un set de auriculares Bluetooth. Sintoniza Google Music para guardar la lista de canciones en el reloj – esto significa que se puede escuchar la música sin el smartphone. El SW3 tiene 4GB de almacenamiento interno, que será más que suficiente para la mayoría, dependiendo del tiempo medio de entrenamiento, por supuesto.

Día 3 – Eres la voz

Hoy he decidido centrarme en los comandos de voz. Esto es algo que nunca he aprovechado realmente usando el Moto 360, pero esta opción está disponible en todos los dispositivos con Android.

A lo largo del día, descubrí numerosas miradas curiosas que me miran cuando le hablo a mi muñeca. Sinceramente, no es normal, y a la gente no le gusta esto. Esto podría ser un indicador de desaparición rápida de Google Glass – la acción de dirigirse a un equipo atado con correa a su muñeca no es algo a lo que nos estemos acostumbrando. Por desgracia…

No se pueden realizar llamadas de teléfono en el reloj, pero sí contestar o rechazar llamadas, deslizando el dedo por la pantalla del reloj. Tu interlocutor podrá escucharte si hablas en el reloj, aunque para tú oírle tendrás que coger el teléfono.

 

Día 4 – Registro de su footing.

Al cuarto día, me estaba acostumbrado bastante bien al SW3. No me incomodaba en la muñeca, aunque tiene el peso suficiente como para demostrar su construcción de alta calidad. También he estado usando la aplicación de registro de la vida de Sony, que se llama Lifelog. La aplicación rastrea todo lo que haces con el teléfono y el reloj, incluyendo pasos, interacción de la red social, qué música escuchas, a donde vas…

Puedes revisar tu actividad al final del día. Esto por supuesto se puede deshabilitar, por lo que, si necesitas hacer algunos usos privados (y no queremos acabar siendo comprometidos por nuestro smartphone), simplemente apágalo.

PHONE_WEARABLE_SITTING 650

Día 5 – Ponerse de acuerdo con la fama.

Si estás en el mercado de los smartwatches, necesitas ser consciente que va a ser algo más que un nuevo reloj – es su nueva pieza de conversación.

Cuando la gente te ve deslizar el dedo por la pantalla de un reloj, borrar tweets o descartar actualizaciones del clima, es como si estuvieras en el futuro. Esto puede sonar melodramático, pero los smartwatches son todavía bastante nuevos y emocionantes. Hay que estar preparado para explicar lo que hace.

El Sony SmartWatch 3 es un gran ejemplo de cómo un reloj puede funcionar tanto como un centro de notificación  como un rastreador de actividad. Falta únicamente el monitor de ritmo cardíaco, pero seguro que es algo que podemos esperar de Sony en el futuro.

Si estás interesado en este Sony SmartWatch 3, consíguelo al mejor precio garantizado en Phone House. ¡Y déjanos un comentario si tienes dudas o te animas a compartir tus impresiones sobre este reloj!

Artículos relacionados