Las tarifas convergentes suponen un ahorro anual de más de 900€

Según el último informe* de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre telecomunicaciones y audiovisual , se contrataron 8.8 millones de paquetes cuádrupes y quíntuples (Fibra/ADSL + MÓVIL + FIJO + TV), 1.7 millones más que en 2014. Esta demanda en aumento de los servicios audiovisuales es el reflejo del cambio drástico en los hábitos de consumo del cliente de Telecomunicaciones.

Transformación del usuario

Fenómenos sociales como el ‘binge-watching’ o atracones de series, han favorecido la proliferación de canales especializados de televisión de pago en los que este tipo de contenido es el rey. El pasado mes de octubre de 2015, Vodafone dio un paso adelante en cuanto a los contenidos de entretenimiento se refiere con la creación de Netflix, que se sumó con éxito a servicios ofrecidos por otras operadoras como Movistar+ con Yomvi. Debido a los deportes en general y al fútbol, con especial relevancia, hemos asistido a una incesante competición entre las principales operadoras para hacerse con los derechos de emisión, conscientes de la importancia de incluir esta oferta en sus paquetes como elemento diferenciador y decisivo frente a la competencia. En este sentido, las compañías multioperadoras como Phone House han cobrado especial protagonismo por su imparcialidad y adaptación al usuario final.

El contenido es el rey

Pero no solo los operadores se centran en tener un nutrido catálogo en deportes, cine y series, sino que se enfrentan al nuevo desafío de un cliente que, además de quererlo todo, lo quiere ver ya, desde cualquier parte y en cualquier dispositivo. Según el último Barómetro realizado por Phone House*, en cada hogar hay una media de 3 dispositivos conectados. Es por ello, que los paquetes Premium promocionan la libertad para disfrutar de la programación tanto desde el televisor como desde el ordenador, el Tablet e incluso la consola. Además de esta opción multidispositivo, también deben atender a la opción offline.

Inmediatez y variedad

Otras funcionalidades que persiguen esta comodidad del nuevo perfil del consumidor son por ejemplo, los servicios de grabaciones (en caso de que no puedas verlo a la hora de su emisión o quieras archivarlo, sin más) o de mosaico (para elegir el ángulo o el tamaño en el que se muestra la imagen). “Ni operadores ni distribuidores de Telecomunicaciones podemos escapar a esta transformación del consumidor si queremos ser competentes. Nuestra misión es anticiparnos a sus necesidades para que, cuando las demande, poder satisfacerle con el servicio más adecuado y rentable”, señala reconoce Ana Rivera, Directora de Clientes de Phone House España.

Y lo más importante: el ahorro

Al hilo de esta última afirmación, no se puede olvidar el aspecto económico, pues, según refleja el estudio realizado por Phone House, el 31% de los usuarios que decide cambiar de operador señala como factor decisivo la mejora de las condiciones de las tarifas. En este sentido y según la multioperadora, un cliente que apueste por una tarifa convergente para sustituir a las tarifas tradicionales de internet y teléfono por separado, puede ahorrar mensualmente un mínimo de 8 euros y hasta un máximo de 77, aumentando este ahorro hasta más de 900 euros anuales.

1*Nota de Prensa publicada por la CNMC con los datos estadísticos de telecomunicaciones audiovisual correspondientes al segundo trimestre de 2015.
2* Realizado en 2015 entre los usuarios de las Redes Sociales de Phone House España con 1.294 respuestas registradas

Artículos relacionados