Cómo proteger tu teléfono móvil del calor veraniego

Cómo proteger tu teléfono móvil del calor veraniego

Llega el verano y también el calor. En cuanto aterriza esta época del año, el sello de identidad son las altas temperaturas de las que disfrutamos cada día. Aunque no lo creas, esta temperatura puede afectar al rendimiento de tu teléfono móvil, de ahí que cuidarlo se convierta no sólo en algo factible, sino obligatorio. Aquí van una serie de recomendaciones para protegerlo.

Cárgalo por la noche

Esta recomendación es básica y esencial: carga el smartphone sólo por la noche. Durante el día, especialmente a la hora de comer, es cuando hace más calor, por lo que conectar el móvil a esa hora es demencial para la batería; se suma el calor de la carga al del ambiente en sí.

Nuestra advertencia es que lo cargues sólo por la noche, que es cuando suele hacer más frescor en el ambiente. Y si no, siempre te queda tirar de una batería externa con la que hacer el trabajo.

Cómo identificar las aplicaciones que más batería gastan

Quita la funda

La funda es un elemento imprescindible para que nuestro smartphone aguante más tiempo. Es la encargada de recibir los golpes y arañazos por si se nos cae, pero en verano es un elemento de doble filo.

Al estar tan protegido, esta no permite que circule el calor con tanta facilidad. En invierno o con ambientes agradables no hay problemas, pero en verano se convierte en un factor adicional muy a tener en cuenta.

 

Cuídalo

Este consejo puede parecer un poco “tonto”, pero es más importante de lo que parece: cuida tu terminal.

Cuando llega el verano lo usamos más de lo habitual, ya que tenemos más tiempo disponible (una simple regla). Por tanto, déjalo reposar, úsalo sólo cuando tengas algo que hacer y no utilices aplicaciones que puedan sobrecalentarlo (los juegos son especialistas en ello, por ejemplo).

Tres consejos fáciles de aplicar para que el smartphone dure un poco más.

Artículos relacionados