¿Por qué deberías tener unas gafas de realidad virtual?

gafas de realidad virtual

Seguro que sabes qué es la realidad virtual o has visto a alguien que tenga en su poder unas gafas. O las has visto en la tele, en los centros comerciales o en stand promocionales… Grandes cascos que se ponen en la cara y con los que puedes ver cosas como si estuvieras dentro. Pero si crees que esas gafas solo son para gente con mucho dinero, te equivocas. Te contamos por qué deberías tener unas gafas de realidad virtual.

Crees que la realidad virtual es solo para divertirte jugando como en el caso de las PlayStation VR pero nada más lejos de la realidad. Puedes hacer muchas más cosas además de jugar. Por supuesto también podrás disfrutar de los juegos. ¿Quiénes deberían tener unas gafas de realidad virtual?

Para los más pequeños

La realidad virtual en la educación es algo que está llegando poco a poco. Un campo en el que es algo completamente útil. Hay aplicaciones y juegos con los que los niños podrán aprender con mayor nivel de realismo todos los conocimientos que aprenden en el colegio. Podrán aprender historia viviendo otras épocas o adentrándose dentro de ellas, podrán aprender anatomía viendo el cuerpo desde dentro…

Para desconectar

Las gafas de realidad virtual te ayudarán también a olvidarte de todo lo que te rodea y desconectar. Servirán para meditar y relajarte si usas las aplicaciones correctas.

Para superar miedos

La realidad virtual está siendo utilizada por expertos para ayudar a superar miedos como el miedo a volar, por ejemplo, o el miedo a los espacios abiertos. Unas gafas de realidad virtual te ayudarán a sentirte dentro de la situación e ir mejorando y superando tus temores para cuando la situación se presente en la realidad.

Para viajar

Sin duda, uno de los usos más extendidos es el de viajar. Si no tienes vacaciones o dinero para irte de vacaciones siempre puedes utilizar alguna de las muchas aplicaciones de viajes compatibles con realidad virtual e ir a cualquier parte del mundo.

Para hacer ejercicio

Haz ejercicio creyendo que estás en un lugar más atractivo y te resultará más sencillo. No es lo mismo correr en la cinta de tu casa que correr por las cataratas del Niagara o por el desierto, por ejemplo. Usando unas gafas de realidad virtual tus entrenamientos serán mucho más divertido.

Artículos relacionados