6 Consejos para decidirte por la mejor batería externa

 

La batería externa es uno de los accesorios más deseados, debido en mayor parte por la mejora de las características de los Smartphones. Éstas hacen que consuman más, por eso, aun con el aumento de capacidad de las baterías, es muy complicado que los teléfonos lleguen al día y medio de uso sin necesidad de cargarlo.

Pero  como siempre hemos dicho, depende del uso que le demos al móvil. Si solo lo utilizamos para llamadas, llamadas y Whatsapp, si utilizamos las redes sociales como Facebook o Twitter o si incluso echamos partidas a nuestros juegos favoritos. En estos últimos casos, es seguro que no llegamos ni al día completo con una carga.

Por ello, no es recomendable que compremos la batería más barata ni la que más carga admite, tendremos que tener en cuenta nuestras necesidades y la capacidad de nuestro Smartphone. Por esto, hoy os dejamos unos consejos que esperamos os sirvan de ayuda.

  1. Qué dispositivos quieres cargar y qué batería necesitas

Lo primero que tenemos que saber es cuántos dispositivos necesitamos cargar. Hay personas que llevan siempre encima dos Smartphones o un Smartphone, una Tablet y una cámara digital en caso de que estar de vacaciones. Por lo tanto, tendremos que hacer unos cálculos de las baterías de los dispositivos y de las veces que queremos cargarlas por si queremos que nos aguante para un par de días, por ejemplo.

Un ejemplo muy sencillo sería si queremos cargar nuestro Galaxy S6, que tiene una batería de 2550mAh y la queremos poder cargar 2 veces completas con la batería externa. Para ello necesitaríamos una de al menos 6000mAh.

Otra cosa que tenemos que tener en cuenta es si vamos a querer cargar uno o dos dispositivos a la vez, pudiendo encontrar baterías con dos puertos USB, lo que haría aumentar el tiempo de carga de los dispositivos como veremos en el punto 3.

  1. Las baterías más grandes pesan más y tardan más en cargarse

Es posible que necesitemos una batería grande porque nos vamos de vacaciones o simplemente porque no queremos estar cargándola cada 2 días, pero esto también tiene sus contras.

Las baterías con mayor capacidad suelen ser más grandes y por consiguiente pesan más y son más incómodas de llevar. Imagina que llevas la cartera, las llaves de casa y del coche, las gafas de sol, el móvil y además la batería externa, si no llevas un bolso o mochila se puede hacer un poco complicado.

Esto también implica que al tener tanta capacidad, el tiempo de carga de la misma puede llegar a las 6-8 horas para que sea completa y puede que con media hora antes de salir del trabajo no alcance.

También encontramos baterías más pequeñas que pueden pasar por llavero que aunque tienen capacidades más pequeñas nos pueden cubrir una carga completa de nuestro Smartphone y así llegar a casa con batería.

  1. Mira los amperios para saber la rapidez de carga

Además de los mAh que nos indican cuantas veces podremos cargar el móvil tenemos que tener en cuenta los amperios que es la potencia que transmiten las conexiones. Esto hace que el tiempo de carga sea mayor o menor. Por ejemplo, si tenemos una batería de 10000mAh, con una conexión de 1A puede llegar a tardar hasta 24 horas en cargarse por completo, algo impensable si la queremos para salir durante el día, sin embargo, si la conexión que tenemos es de 2A el tiempo de carga se puede reducir a unas 8 horas, algo que podemos aprovechar si estamos en el trabajo o mientras dormimos.

Lo mismo pasa a la hora de cargar nuestro Smartphone. Si la conexión es de 1A y nuestra batería es de 2550mAh puede tardar 6 horas en cargarse mientras que si la conexión es de 2A en tan solo 2 horas estaría completa.

Por último, si lo que tenemos es una batería con dos salidas USB para dos dispositivos a la vez, hay que tener en cuenta que la potencia se reparte entre las dos salidas, por lo que reduciría la velocidad de carga de ambos aparatos.

  1. Lo barato sale caro, cuidado con las copias

Al igual que un Smartphone de 200€ no puede dar el mismo rendimiento y características que uno de 600€, las baterías externas pueden no dar todo lo que ofrecen.

En este caso la marca es algo significativo y hay marcas como Sony, Samsung o LG que también ofrecen baterías externas con las que nos aseguramos lo que nos ofrecen.

Por el contrario, tenemos algunos modelos que ofrecen grandes capacidades por 5€, algo de lo que deberíamos sospechar.

La mejor idea sería invertir un poco más y asegurarnos de que no vamos a sufrir de sobrecalentamiento o capacidades que no coinciden.

  1. Indicador Led y cable incluido

Para los más despistados, lo recomendable es una batería externa que incluya el cable de carga, por si necesitamos salir rápido de casa y no encontramos el cable que usamos en casa habitualmente.

De igual manera, lo mejor sería que la batería incorpore algún indicador Led de forma que sepamos cuando se está agotando y cuando llega a la carga completa.

  1. Ten en cuenta la opinión de los demás

Lo mejor en estos casos es saber qué opinan otros compradores. Este tipo de baterías se suelen buscar por Internet antes de decidirse por una y la mejor manera de saber si estamos eligiendo bien es leer las opiniones de otros compradores anteriores. Ésta es la mejor forma de decidirse o descartar una compra.

 

Si tienes alguna duda o quieres dejarnos tu comentario puedes hacerlo aquí debajo.

Artículos relacionados