Cómo convertir tu teléfono móvil en un PC

Cómo convertir tu teléfono móvil en un PC

Cuando llega el verano, los fines de semana nos gusta estar desconectados. El calor sofocante de cada ciudad, así como el ritmo de trabajo más acelerado de cada día, provoca que en cuanto llegue el viernes tengamos ganas de tirar el ordenador por la ventana. Es mejor no hacerlo -por aquello del dinero que vale-, pero sí podemos prescindir de él y recurrir sólo a nuestro teléfono móvil.

Aunque cueste creerlo, podemos usar nuestro smartphone como si fuera un PC. Literalmente. Para ello, sólo es necesario algún que otro cable y periférico, lo que supone toda una vía de escape si tenemos que trabajar ese fin de semana en la playa por alguna urgencia.

El cable HDMI

Como es lógico, lo primero que se debe realizar a la hora de convertir nuestro teléfono móvil en un PC es tener los cables necesarios. Para la ocasión, lo mejor es recurrir a un cable MicroUSB con salida HDMI. ¿Hay otras alternativas? Por supuesto, siempre se puede utilizar alguna conexión inalámbrica, pero lo positivo del cable es que su funcionamiento es tan sencillo como conectar ambos extremos y tendremos en la pantalla la imagen.

Y el teclado

El siguiente paso es tan sencillo como conectar un teclado mediante Bluetooth a nuestro terminal móvil. Lo más aconsejable es hacerse con uno pequeño -por tema de espacio- y ergonómico. La conexión se realiza en tan sólo unos segundos y es conveniente seguir los consejos del fabricante (no obstante, mediante “ajustes” y “conexiones Bluetooth” tendremos acceso a todos los dispositivos cercanos.

Caso Microsoft

Esto que hemos explicado es lo más factible en caso de contar con Android, pero si disponéis de un terminal de Microsoft, vuestro aparato se llama Continuum. Aunque todavía no está disponible en nuestro país, este periférico sirve para hacer de puente entre la pantalla y el teléfono móvil. ¿Peculiaridad? Lo convierte, literalmente, en un PC (hasta con ratón y todo).

Ojalá llegue a España pronto sin necesidad de recurrir a la importación.

Artículos relacionados