Así funcionan los nuevos lectores de huellas bajo la pantalla

Así funcionan los nuevos lectores de huellas bajo la pantalla

Aunque hay terminales con lectores de huellas incorporados, estos suelen ser anacrónicos en cuanto a lo que su disposición se refiere. La llegada de nuevos diseños, sobre todo los de pantalla infinita como es el caso del Samsung Galaxy S8, ha provocado que los lectores de huellas deban tener otra ubicación. Y sí, la más correcta es debajo de la pantalla.

Una de las compañías que ya tiene implementada esta tecnología es la marca Vivo, que cuenta con el lector de huellas bajo la pantalla. Este prototipo, que todavía no ha salido al mercado, demuestra que el hardware está avanzando a un ritmo excelente. En otras palabras, ya es totalmente funcional, aunque todavía tenga un amplio margen de maniobra en lo que respecta a mayor usabilidad.

El funcionamiento del lector de huellas es simple. Una aplicación interna del smartphone abre el comando para registrar nuestra huella dactilar, algo que se realiza poniendo el dedo varias veces hasta que se localiza al 100%. Una vez finalizado este proceso, el teléfono móvil ya tiene nuestros datos almacenados, por lo que sólo hay que poner el dedo y si los guarismos coinciden, este se desbloqueará automáticamente.

Paciencia

Si acabáis de ver el vídeo, seguro que lo primero que habéis pensado es “eso va muy lento”. En efecto, el mecanismo es lento y falla en numerosas ocasiones al desbloquear, como se puede ver en el propio clip, pero es una primera toma de contacto de una tecnología que va a dar mucho de qué hablar.

Eso sí, aún falta para ver la celeridad que tienen terminales como el Huawei P10, que se puede desbloquear a través de la huella en tan sólo 0,02 segundos.