Qué es la carga rápida y qué teléfonos la tienen

Android 8.1 batería

Si repasas las especificaciones técnicas de un móvil que vas a comprar es posible que hayas encontrado la característica “carga rápida” entre ellas. Todos los días te contamos lanzamientos o comparamos teléfonos y es un término que usamos muchas veces cuando hablamos de móviles nuevos. Y la carga rápida es una tecnología que está aquí para ayudarnos a solucionar uno de los problemas que más nos preocupan: la batería de nuestro teléfono móvil.

Nos pasamos el día usando el teléfono móvil y muchas veces nos damos cuenta que está casi sin batería justo antes de salir. Pero la carga rápida ayuda a que esto no pase ya que permite que tu móvil esté preparado en el menor tiempo posible.

¿Qué es?

Se trata de una tecnología que incluyen muchos teléfonos móviles actuales que permite cargar tu teléfono móvil en el menor tiempo posible. No depende solo del cargador que uses (siempre tienes que apostar por uno que sea oficial o recomendado por el fabricante) sino de la tecnología que incluya el teléfono. Por muy potente que sea el cargador no te servirá de nada si el teléfono no permite este tipo de carga ya que bloqueará la “gran cantidad de energía” que llega.

¿Hay distintos tipos?

La carga rápida, al fin y al cabo, tiene el mismo objetivo sea cual sea la tecnología o el fabricante: cargar la batería de tu móvil en el menor tiempo posible. Aunque cada fabricante apuesta por una tecnología como Qualcomm, por ejemplo, uno de los más usados en los teléfonos móviles actuales. También cuenta MediaTek con su propia carga rápida o OnePlus, con su propio OnePlus Dash.

¿Cuánto tarda?

Depende del fabricante y del teléfono móvil tardará más o menos en rellenarse la batería. Depende, claro, de cuánta capacidad tenga la batería de tu móvil.

La tecnología más extendida, como te decimos, es la de Qualcomm. Según el fabricante, en solo cinco minutos de carga con Quick Charge 4.0 tendrías cinco horas de autonomía en el teléfono móvil pero esto es un dato relativo y dependerá del uso que vayas a dar al teléfono. Aun así, mucho más rápido que una carga normal. Quick Charge 4.0 es una de las versiones más modernas y no está disponible y extendida en todos los teléfonos pero sí es común que veas Quick Charge 2.0 o Quick Charge 3.0 que son capaces de cargar 1.5x y 2x más rápido que un cargador normal.

Otra tecnología de carga rápida que encontrarás es la de MediaTek que en su versión más moderna promete hasta un 75% de carga en unos 35 minutos. OnePlus, por su parte, te promete que tu móvil aguante un día entero si lo cargas media hora con la tecnología OnePlus Dash.

¿Y mi móvil tiene carga rápida?

Si tienes un móvil nuevo y no te has fijado en esto, estás a tiempo de hacerlo. Fíjate en el cargador de tu móvil si conservas el oficial y seguramente encuentres algún indicativo si tiene carga rápida. Algún mensaje que lo indique en algún rótulo: “Quick Charge”, “Dash”… Si no lo encuentras, lo más útil es que vayas a las especificaciones del teléfono móvil en su ficha en Phone House y que busques el modelo concreto. Si no encuentras el dato en Phone House, puedes ir a la página web de Movilzona donde encontrarás todos los modelos que se te ocurran y un amplio análisis de cada uno de ellos.

Quiero un móvil con carga rápida

Si la batería te da muchos quebraderos de cabeza, cómprate un móvil con carga rápida. No todos son de gama alta y no todos valen más de quinientos euros, también los hay baratos. Por ejemplo, el Honor 9 o el Samsung Galaxy A5 2017.

Artículos relacionados