Un Samsung flexible y transparente con tres pantallas

Los móviles plegables serán algo común en 2020, según dicen los estudios y te hemos repetido nosotros durante los últimos tiempos. Samsung lo sabe y ya trabaja en nuevos modelos para lanzar al mercado revolucionando el diseño y cambiando por completo el concepto que actualmente tenemos de “smartphone”.

Cada año, cada temporada vemos una nueva moda en el diseño de los teléfonos móviles. El año pasado se extendían las pantallas grandes sin bordes e infinitas con formato 18:9. Este año, además, vemos que el notch es una moda innegable. Pronto será una moda tener un móvil plegable y flexible. En el caso de Samsung, con tres pantallas.

Samsung ha registrado dos nuevas patentes en las que podemos ver un móvil flexible diferente al que habíamos conocido hasta ahora de Samsung. Hasta ahora, el Samsung Galaxy X flexible se había mostrado pero no como hoy. La patente con número de registro US 009959030 de la Oficina de Patentes y Registros de los Estados Unidos muestra un teléfono móvil que puede plegarse de diferente forma, en distintas posiciones para adaptarse a las distintas situaciones.

Tendría dos bisagras, como puede verse en las imágenes de la patente. Si cerramos ambos lados del teléfono, se apagaría. Si lo abrimos, se enciende de forma automática. Gracias a sensores que detectan cómo tenemos el teléfono doblado o por dónde lo hemos cogido para usarlo, como explican los compañeros de Movilzona.

El teléfono móvil se plegaría hasta dos veces sobre sí mismo. La pantalla, se supone, iría dividida en tres partes diferentes: tres paneles OLED de unas 3.5 pulgadas que podrían plegarse o desplegarse. Combinadas, dos de las pantallas formarían un smartphone de 7 pulgadas y la tercera sería la trasera del terminal que también funcionaría como pantalla adicional en caso de que lo necesitemos.

No solo sería flexible la pantalla sino que también transparente. La segunda patente de Samsung muestra que una de las pantallas sería transparente. Un panel translúcido que no queda muy claro para qué serviría aunque quizá Samsung ya ha buscado una forma de utilizarla con tecnologías que ya prepara.

Sea como sea tendremos que esperar aún un poco más para saber por qué modelo se decide Samsung, cuántas pantallas tiene su teléfono flexible y plegable y si finalmente nos sorprende con esa pantalla transparente. Se espera que el Samsung Galaxy X esté listo a finales de año y, al menos, podamos ver un diseño en fotos.

Artículos relacionados