¿Por qué deberías usar la carga inalámbrica?

Cómo cargar tu teléfono móvil de manera inalámbrica

La carga inalámbrica está cada vez en más teléfonos móviles. Como su propio nombre indica, esta tecnología permite que cargues el teléfono móvil sin necesidad de usar cables: basta con que lo dejes sobre una base de carga para que alcance el total de su autonomía. Pero, ¿por qué es útil? Muchas veces te hemos explicado qué es la carga inalámbrica y te hemos dado algunas claves sobre ella pero hoy te damos algunas razones por las que deberías cambiarte a la carga inalámbrica.

Es obvio que la carga inalámbrica, como su propio nombre indica, permite que te olvides de cables. No tendrás que llevar siempre un cable encima. Pero no es la única ventaja y hay más motivos por los que deberías cambiarte ya.

Facilidad de uso

El teléfono se colocará sobre la base inalámbrica como si lo tuvieses sobre la mesa. Estará apoyado y se irá cargando casi sin que te estés dando cuenta. Lo tendrás sobre la mesa y no tendrás que ir quitando cables porque la base inalámbrica te permitirá tener un espacio dedicado al móvil junto al ordenador, por ejemplo. Además hay bases inalámbricas pensadas para que sean casi un acccesorio más de decoración.

Teléfono siempre cargado

No tendrás que ir a por un cable y enchufarlo sino que podrás tenerlo siempre listo para cuando tengas que salir de casa y ponerte en marcha. En lugar de dejar el móvil sobre la mesa lo dejas sobre la base inalámbrica y se cargará al máximo para que cuando salgas de casa esté preparado y listo.

Cargador inalambrico

Estándar único

Si tienes varios móviles diferentes tendrás que tener cargadores diferentes. Por ejemplo, un iPhone X o un Samsung Galaxy S9. En ese caso, la carga inalámbrica te permite unificar cargadores y no tener que ir siempre con varios cables en el bolsillo para ti o tu familia o tu pareja. Solo un cargador será suficiente para los dos. Además, hay cargadores que permiten cargar varios dispositivos a la vez y no solo móviles, también wearables que lo permiten, por ejemplo.

No se daña el conector

Uno de los problemas de los teléfonos móvil es que estropeamos los conectores al enchufar los cargadores. Si no tenemos cuidado, pueden estropearse. Con la carga inalámbrica esto no ocurre y puedes usar el conector TipoC para tus auriculares o cualquier otro cable que necesites pero no se romperá de enchufarlo cada día.

Aunque no lo creas, no son caros

Te puede parecer algo moderno y, por tanto, caro. Pero no es así, hay cargadores inalámbricos asequibles y no tendrás que hacer una gran inversión por ellos.

Un gran catálogo

Como hemos dicho, hay un gran catálogo de cargadores inalámbricos y se adaptan a tus necesidades en cualquier momento: para cargarlo en el coche, para tener un accesorio decorativo en casa… Podrás elegir el que te guste.

Artículos relacionados