Guía básica sobre la carga inalámbrica en los smartphones

iPhone X

La carga inalámbrica permite que tu teléfono, como su propio nombre indica, recargue su batería sin necesidad de estar enchufado. Te contamos más detalles sobre cómo funciona o qué es, por ejemplo.

La carga inalámbrica permite que cargues tus dispositivos sin utilizar ningún cable. Para ello el teléfono tendrá que tener capacidad para carga inalámbrica y colocarlo en el dispositivo de carga que puede ser una alfombrilla o cualquier otro apartado. Entonces el teléfono (o el dispositivo, en general) empezará a tener de nuevo energía.

No todos los dispositivos son compatibles pero si tienes uno de los teléfonos que cuentan con carga inalámbrica (como el Samsung Galaxy Note 8 o el iPhone X) podrás usarlo. Además, hay algunos lugares donde encontrarás estaciones de carga como, por ejemplo, en aeropuertos.

¿Cómo funciona?

La carga inalámbrica consiste, básicamente, en generar un campo electromagnético en el cargador que emite energía. Se logra captar energía en el otro extremo. El soporte para la carga genera el campo electromagnético y el dispositivo que quieres cargar es el receptor de este campo, cargando así su batería. Ambos necesitan bobinas de inducción electromagnética y necesitan estar bastante cerca para que la electricidad pueda pasar a uno a otro de forma sencilla.

Estándares

Hay distintos estándares pero el más extendido es el estándar Qi. Es el elegido por Apple, por Xiaomi, por Lenovo, por Samsung o por LG y es el más evolucionado, el que es más eficiente trasmitiendo energía de un punto a otro. Aunque por el momento se trata solo del principio y en unos años veremos que llegan nuevos estándares o que este mismo evoluciona y consigue mejoras.

Dispositivos compatibles

Actualmente no son muchos los móviles compatibles con carga inalámbrica pero cada vez es más común encontrar estas características. Sobre todo, en móviles de gama alta. Podemos verla en el nuevo iPhone X que llegará en noviembre, en el iPhone 8 y en el iPhone 8 Plus y también en otros modelos de Samsung como el Samsung Galaxy Note8, Samsung Galaxy S8, Samsung Galaxy S8 Plus, Samsung Galaxy S7 o Samsung Galaxy S7 Edge. Otro de los teléfonos del año, el LG G6, también es compatible con la carga inalámbrica y no necesitarás cable para tener autonomía suficiente en tu teléfono el tiempo que quieras.

Artículos relacionados