Los mensajes de Instagram y Facebook no serán seguros hasta 2023

Instagram Y Facebook Messenger

El cifrado de extremo a extremo que usan aplicaciones como WhatsApp o Telegram, se usa cuando chateamos con una persona a través de estas aplicaciones. El cifrado de extremo a extremo garantiza que solo nosotros y la persona con quien nos estamos comunicando, podamos leer o escuchar lo que se envía, y que nadie más, ni siquiera las aplicaciones implicadas, puedan hacerlo. Este método seguro tiene pendiente su implantación en aplicaciones de Meta tan importantes como Instagram o Facebook Messenger.

Meta ha afirmado que está trabajando por dotar de encriptación de extremo a extremo a las plataformas Facebook Messenger e Instagram, pero es algo que no estará activado hasta 2023, con el objetivo de conjugar el derecho a la privacidad de los usuarios con las investigaciones policiales. Mark Zuckerber quiere que todas las plataformas bajo Meta que tengan función de chat, cuenten con encriptación de extremo a extremo, pero por el momento solo WhatsApp la ofrece.

Mark Zuckerberg En El Metaverso

La seguridad tendrá que esperar

Como decimos, con esta tecnología hace que únicamente el emisor y el receptor puedan conocer el contenido de una conversación.  A este respecto se ha pronunciado la directora de Seguridad de Meta, Antigone Davis, que ha indicado al medio The Telegraph que desde Meta se están tomando su tiempo y que el despliegue completo a nivel mundial de la encriptación de extremo a extremo en todas sus plataformas de mensajería se completará “en algún momento” de 2023.  “Estamos decididos a proteger las comunicaciones privadas de las personas y a mantenerlas seguras en línea”, ha asegurado Davis.

Ante de que eso ocurra y mientras terminan este despliegue han adoptado un enfoque basado en tres puntos: prevenir el daño antes de que ocurra, dar a las personas mayor control y responder rápidamente si ocurre algo. En el primero de los casos, la compañía confía en la detección proactiva para identificar patrones de actividad sospechosos que puedan causar daño y tomar medidas antes de que eso ocurra. 

Se trata de tecnología que ya tienen implementada, y que están reforzado en especial para los usuarios menores de 18 años. No obstante, el despliegue de la encriptación de extremo a extremo tiene en el centro el debate entre la privacidad de los usuarios y la colaboración con las investigaciones policiales.