Qué es y para qué sirve el sensor macro del móvil

Sensor Macro

Nuestros terminales tienen cada vez más cámaras. En pocos años hemos pasado de contar con un solo sensor trasero, a ver smartphones con tres, cuatro y hasta cinco cámaras. Al contar con tanto sensor, los fabricantes han ido aumentado las posibilidades de la fotografía, hasta el punto de integrar sensores macro en prácticamente todos los rangos de precio.

Es un sensor que suele pasar desapercibido. Lo hace porque suele pasar a un segundo plano en cuanto a espectacularidad de megapixels. Los sensores principales suelen contar con 12, 48, 50, 48 o incluso 108 megapixels, mientras que un sensor macro alcanza generalmente los 2 o los 5 megapixels. Sin embargo, el resultado de este tipo de fotos suele resultar espectacular.

El sensor macro en tu smartphone

La lente macro que todos conocemos y que generalmente es de 2 o 5 megapixels, permite fotografiar objetos pequeños u otros grandes, desde una distancia muy cercana a la lente. Por lo general, son dos centímetros el límite para que la lente pueda enfocar correctamente. “Macro” significa grande y por tanto, la Macrofotografía muestra al sujeto fotografiado más “grande” en la foto, igual de grande que en la vida real o más grande. Por ejemplo si el tamaño de la punta de un alfiler en la foto es igual o más grande que su tamaño en la vida real, ésa es una foto Macro.

Los mejores móviles para fotógrafos en Phone House

El uso principal del sensor macro es el de contemplar la belleza de las cosas “pequeñas” que nos rodean. Es decir, lograr un resultado de detalle mucho más espectacular y visible al ojo humano, que no es tan fácil de lograr en circunstancias normales. Suele usarse para fotografiar la naturaleza, animales, detalles muy cercanos de objetos y en definitiva, para captar detalles muy de cerca y con gran calidad. Estos sensores suelen tener una distancia focal comprendida normalmente entre los 50 y los 200mm (aunque los hay incluso de 500mm).

Foto Macro 02

Es fácil encontrar un sensor macro en prácticamente todos los smartphones que se lanzan hoy en día, incluyendo en la gama más económica. Viene generalmente representada por una imagen de una flor. Muchos terminales activan el sensor macro de forma automática cuando se detecta una posición cercana entre el sensor y el objeto a fotografiar. Sin embargo, en las opciones de la cámara siempre podremos activarlo de forma manual. Lo bueno de este sensor es que no requiere de conocimientos técnicos de fotografía para lograr resultados impresionantes en las primeas tomas. La clave es elegir la toma macro más adecuada y probar el resultado.