¿Qué es y para qué sirve el “Menú de Accesibilidad” del móvil?

Accesibilidad Android

Nuestro smartphone está totalmente lleno de menús y sub-menús. En ocasiones puede ser fácil perderse por ellos e incluso desconocer totalmente para qué sirven muchas de las opciones que aparecen. Android es un sistema operativo completo en este sentido, que además puede variar mucho de un modelo a otro debido a las capas de personalización. Sin embargo, hay opciones comunes a todos los modelos como es el menú de accesibilidad.

El acceso a la tecnología debe ser para todo el mundo y por ese motivo, Google lleva años desarrollando herramientas como el Menú de Accesibilidad. En este caso, estamos ante un menú de gran tamaño que se muestra en pantalla para controlar el smartphone. Nos permite gestionar la navegación, los gestos, los botones de hardware y mucho más. Es perfecto para gente mayor ya que desde este menú podemos hacer lo siguiente:

  • Hacer capturas de pantalla
  • Bloquear la pantalla
  • Abrir el Asistente de Google
  • Abrir Ajustes rápidos y Notificaciones
  • Subir o bajar el volumen
  • Aumentar o disminuir el brillo
Photo5992143457629615839

Cómo se activa el menú Accesibilidad

Lo primero que debemos hacer es abrir la aplicación Ajustes y después tocar sobre Accesibilidad/Menú Accesibilidad. Ahora debemos activar el acceso directo al menú Accesibilidad. Para aceptar los permisos, tocamos en Aceptar. Ahora podremos abrir el menú Accesibilidad usando el acceso directo correspondiente. Para ello deslizamos dos dedos hacia arriba o con tres dedos si TalkBack está activado. En el menú elegiremos una opción y para ver más opciones del menú, iremos a la siguiente pantalla o la anterior. Además, se puede aumenta el tamaño de los botones del menú Accesibilidad. Para ello iremos de nuevo al menú y tocaremos en Menú Accesibilidad/Configuración/Botones Grandes.

Como decimos, las opciones de accesibilidad son herramientas que tienen como objetivo hacer accesible o facilitar el acceso al teléfono por personas con alguna deficiencia auditiva o visual. Aunque también, muchos desarrolladores las han aprovechado para crear todo tipo de aplicaciones. De esta forma se han podido crear soluciones en forma de app que facilitan la vida a muchas personas e incluso invitan a la colaboración de otras que no tienen discapacidad. Un ejemplo lo tenemos en la aplicación Be My Eyes, que permite a una persona sin problemas de visión, ayudar a un tercero en la tare que necesite en un determinado momento.