La cámara de fotos del móvil… ¡cumple 18 años!

mejorescamaras

La primera imagen tomada con un teléfono móvil fue hecha por Philippe Kahn, quien consiguió conectar una cámara a un móvil para compartir una foto de su hija recién nacida el 11 de junio de 1997.

First_camera_phone_picture

Claro está que no pasaría mucho tiempo para que los fabricantes se pusieran manos a la obra para conseguir un terminal con cámara integrada y fue Kyocera la primera en conseguirlo con el VisualphoneVP210 en 1999. Conseguía almacenar 20 fotos JPEG tomadas con su cámara de 110.000 píxeles o incluso podía hacer video llamadas a 2 frames por segundo.

Kyocera

Pero aunque Philippe y Kyocera fueran los primeros en conseguirlo, no fue hasta que apareció el J-SH04 de Sharp en Japón cuando los dispositivos con cámara integrada empezaron a despegar.

 SharpJ-SH04

¡Locura móvil!

Cuando se lanzó el J-SH04 de Sharp, contaba con una cámara de 0,1mpx en su parte trasera y además integraba un pequeño disco a modo de espejo al lado de la lente para que pudieras verte a la hora de hacerte un Selfie. Decir que hasta el año 2000 no se conocían los Selfies, por lo que podemos ver la previsión de Sharp en su modelo.

La BBC comentaba en uno de sus artículos en 2001 la increíble idea de la tecnología emergente al integrar una cámara en un teléfono móvil hace 14 años.

Johanna de Finlandia, pensaba que una cámara integrada en un teléfono podría ser utilizada para espiar ya que nadie pensaría en buscar una cámara en un móvil, por lo que consiguiendo unos pequeños cambios de camuflaje podría utilizarse en investigaciones o infiltraciones.

Por el contrario, Julián Llet de Reino Unido comentaba que, al final, todos los aparatos como teléfonos, cámaras y ordenadores portátiles deberían unirse en un solo dispositivo de comunicaciones, algo que suena muy parecido a un Smartphone.

 

Nokia se ponía a la cabeza:

Tras varios años consiguiendo mejoras menores en las cámaras móviles, fue Nokia la que lanzó en N90 en 2005. Si lo recordáis, más que una móvil parecía una videocámara, ya que el grosor de la cámara era muy grande, pero podían presumir de montar una lente de 2mpx con óptica Carl Zeiss e incluso de tener flash LED.

Nokia_n90

Nokia dominaba el mercado. Contaba con los todavía conocidos Nokia 3310 y 3330, muy populares en la época y junto a los terminales con cámara, no tenía competencia, hasta que apareció Sony Ericsson.

 

Llegan Sony Ericsson y Samsung:

En el 2006 llegó el momento de la competencia, apareciendo el Sony Ericsson K800i, el cual contaba con una lente de 3,2mpx, la más alta del mercado que, además, añadía el enfoque automático y el estabilizador de imagen, algo que era un gran paso adelante.

k800i

Durante los dos próximos años hubo un ir y venir entre Sony, Samsung y Nokia en la lucha de las cámaras móviles, habiendo pequeños cambios, sobre todo en los píxeles de las cámaras, hasta que Samsung presentó en 2008 el i8510 con una cámara de 8mpx.

samsung-i8510-innov8

Poco después, todo se ajustó más con la llegada de los teléfonos inteligentes.

La revolución del teléfono inteligente:

 

Cuando se presentaron los primeros smartphones, no se tenían tanto en cuenta las cámaras sino la posibilidad de conectarse a internet y poder ver las páginas web de una forma correcta. Se buscaban aplicaciones con más funciones que la calculadora y juegos a color que no estuvieran pixelados.

Esto hizo que se viera afectada la progresión en el crecimiento de las cámaras móviles ya que se buscaba el que los terminales fueran delgados y atractivos para los usuarios, algo que no se podía conseguir con el tamaño que tenían las cámaras en ese momento.

El primer terminal inteligente con Android fue el HTC Dream, lanzado en 2008, el cual contaba con una humilde cámara de 3,15mpx.

htc-dream

 

La edad moderna:

 

A partir de ahí, ya conocemos la historia. Los terminales que se pretendía que fueran cada vez más pequeños, ahora son cada vez más grandes pero más finos. Cuentan con cámaras cada vez con mayor cantidad de megapíxeles y mejor tecnología pero podemos encontrar terminales como el Samsung Galaxy K Zoom y el Nokia Lumia 1020 que parecen más una cámara que un teléfono.

Nokia-Lumia-1020 Samsung-Galaxy-K-zoom

Solo nos queda pensar que, ahora mismo, podemos llevar en un bolsillo un solo dispositivo con nuestro teléfono y nuestra cámara, además de contar con otras de nuestras aplicaciones y funciones favoritas.

Basta con pensar que toda la tecnología que había a finales de los años 80 la podemos llevar ahora en un bolsillo.

 

Fuente: Carphone Warehouse

Artículos relacionados