¿Cómo calcula Android la batería que le queda a tu smartphone?

portada

La obsesión de cualquier usuario por conseguir que la batería de su teléfono dure más de 1 día es algo que pasa casi desde que existen los smartphones. Todos sabemos que, aunque los fabricantes luchen por conseguir optimizar el máximo posible sus dispositivos, añaden modos de ahorro de energía cada vez más agresivos, como Doze de Android 6.0 Marshmallow, y montan baterías cada vez más grandes, también crecen las pantallas, mejoran los procesadores y los smartphones tienen cada vez más funciones que aumentan ese consumo de batería por lo que parece ‘la pescadilla que se muerde la cola.’

doze

Teniendo en cuenta esta preocupación, hoy queríamos indagar sobre esa opción que aparece en los ajustes de la batería y que nos permite ver el consumo que hace cada aplicación. Pero, ¿cómo calcula Android este consumo de batería?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que estos datos son estimaciones, no son exactos. Estos datos se consiguen a partir de los introducidos por el fabricante, de forma que consigue determinar el consumo de un componente, por ejemplo, lo que gasta la pantalla con un nivel de brillo determinado o lo que consume una aplicación, dependiendo de los accesos a la CPU o las veces que impide que el terminal entre en hibernación.

También hay que tener en cuenta que estas estimaciones no son sobre el total de la batería, sino sobre el total consumido hasta el momento, lo que quiere decir que si hemos gastado un 35% de batería y nos aparece que la pantalla ha gastado un 25%, ese 25% que ha consumido la pantalla es sobre el 35% de batería consumida.

consumo

Android no puede tener un control total sobre el consumo de cada miliamperio que realiza el dispositivo, por lo que siempre hay un consumo sin registrar que se llama “miscelánea que no se muestra en este listado de consumo. De hecho, en las primeras previews de Lollipop se mostraba, pero muchos usuarios se quejaron por el gasto de batería que se acumula en este campo y que solamente se explica por esos consumos que hacen las aplicaciones que tenemos instaladas pero que nunca usamos e incluso algún gasto de Android que Google no sabe explicar.

Por último, hay que saber también que los porcentajes que muestra Android son siempre redondeados, sin decimales, por lo que las estimaciones son menos precisas.

Aun así, sigue quedando fuera ese gran porcentaje (miscelánea), que en muchos casos sería el más alto del terminal y que no vemos. Sin embargo, para muchos usuarios, esta estimación es suficiente para saber qué aplicaciones son las que más gastan y poder así decidir qué hacer para ahorrar batería.

¿Qué te parece esta opción? ¿La has consultado alguna vez en tu smartphone? Déjanos un comentario, ¡nos encanta leerte! 🙂

Artículos relacionados