Cómo conseguir la mejor experiencia con las Samsung Gear VR

Las Gear VR de Samsung serán compatibles con Chromecast

Si tienes un teléfono móvil de la marca Samsung, bien sabes que es capaz de ofrecer una cantidad casi inimaginable de opciones. Entre su amplio abanico de propuestas puedes encontrar aplicaciones exclusivas, juegos y, por supuesto, las Gear VR. La realidad virtual ha supuesto un gran salto dentro de la propia telefonía móvil, ¿pero sabes cómo explotarla al 100 %?

Comprueba la batería

Para conseguir la mejor experiencia con tu terminal móvil el primer paso es sencillo: comprobar la batería. Qué chorrada parece, ¿verdad? Lo es, pero también ocurre que las Gear VR gastan mucha batería, de ahí que estar pendiente de la carga restante sea obligatorio.

De hecho, en muchas ocasiones tenemos puestas las gafas de realidad virtual y el juego se detiene porque no cuenta con la suficiente batería. Por tanto, lo más recomendable es poner a cargar el smartphone antes de disfrutar de las VR.

Cierra aplicaciones

Ay, amigo, las aplicaciones. Esto es de cajón, pero también se pasa por alto. Cuantas más aplicaciones tengamos abiertas en segundo plano, más lento será el rendimiento de los juegos en las Gear VR. Por ejemplo, aplicaciones como Facebook o Twitter consumen muchos recursos, por lo que se aconseja cerrarlas e incluso desactivar notificaciones para un mejor funcionamiento.

Echa también un vistazo a las aplicaciones secundarias que solemos dejar abiertas, véase el álbum de fotos, los ajustes del teléfono móvil u otras más que seguro que conoces.

El Samsung Galaxy S8+ recibe una nueva actualización

Ajusta el brillo

Esta es fundamental. Cuando nos colocamos unas gafas de realidad virtual en la cabeza, nuestros ojos están tan cerca de la pantalla que se exponen a ciertos problemas si no tenemos cuidado.

Es recomendable bajar el brillo de la pantalla cuando recurramos a las Gear VR. No es necesario que se reduzca al mínimo, sino que esté en un valor adecuado que no sea el máximo (que puede llegar a ser perjudicial para nuestra vista).

Y juega en un sitio fresco

En cuanto termines de cargar el dispositivo, lo mejor que puedes hacer es dejarlo reposar en un sitio donde no haga calor. Así mismo, y en cuanto le enchufes las Gear VR al terminal, intenta jugar en una localización donde la temperatura sea estable. El porqué es sencillo: las gafas van a estar puestas en tu cabeza, así que cuídala lo máximo posible.

¿Se te ocurre algún otro consejo a destacar? Si es así, no dudes en comentarlo en nuestras redes sociales.

Artículos relacionados