Moto G4 Play arranca su actualización a Android 7.1.1

Moto G4 Play arranca su actualización a Android 7.1.1

Lenovo prometió que durante este mes de junio sus usuarios recibirían la actualización a Android 7.1.1. Y sí, está cumpliendo: la marca ha comunicado que el Moto G4 Play se podrá actualizar a esta nueva versión durante los próximos días. Tres hurras por las cosas bien hechas.

Como suele ocurrir en este tipo de casos, la actualización no llegará a España hasta que haya desembarcado primero en otros mercados. El pistoletazo de salida lo dará, cómo no, Brasil, territorio donde se espera que la nueva update aterrice a partir de mañana. Una vez salte la notificación de que hay disponible un nuevo software, se instale y se reinicie el teléfono móvil -los pasos poco a poco-, la build resultante será la NPI 26.48-8.

El peso de esta actualización es de 638 megas, por lo que es aconsejable que vayáis haciendo hueco en caso de no disponerlos -que sería llamativo, ya que permite MicroSD de hasta 256 GB-. De hecho, ya hay algunos Moto G4 Play que se han hecho con el nuevo firmware, donde se pueden ver los nuevos iconos de sistema, la aplicación Duo para hacer videollamadas o los menús contextuales en los iconos de las aplicaciones.

Al igual que con otras actualizaciones, Lenovo recomienda contar al menos con el 50 por ciento de la batería y una conexión WiFi estable (y si está enchufado al cable de alimentación, mejor).

Moto G4 Play arranca su actualización a Android 7.1.1

Un buen terminal

Dentro de la gama media, el Moto G4 Play es uno de los smartphones más correctos que existe. Posee una pantalla de 5 pulgadas con una resolución HD, por lo que se asegura una buena calidad de memoria.

Su interior lleva un procesador Qualcomm Snapdragon 410 de cuatro núcleos y 64 bits y una memoria RAM de 2GB, unas características técnicas más que recomendables en estos tiempos.

En cuanto a la cámara, esta permite realizar fotos nítidas con la cámara principal de 8 megapíxeles, gracias a una rápida apertura de diafragma de 2.2 y flash LED. Así mismo, deja grabar vídeo en 1080p a 30 fps, y se pueden hacer selfies con su cámara secundaria de 5 megapíxeles y con una apertura de diafragma de 2.2 (y con flash en pantalla).

Con esta nueva actualización, Lenovo corrobora que no va a dejar morir todos los terminales de la extinta Motorola. Sin lugar a dudas, todo un detalle en estos tiempos donde las marcas se olvidan rápidamente de otros productos pasados.

Artículos relacionados