Pokémon GO se pone serio contra los tramposos

pokemon go

¿Recordáis cuando a finales del pasado mes de mayo algunas sesiones de Pokémon GO habían sido alteradas? Las quejas de muchos usuarios se sucedieron en las redes sociales, clamando al cielo a Nintendo por una explicación. Cuál ha sido la sorpresa que con la última actualización del juego, de la que ya os hemos hablado, se ha incorporado al 100% una medida antitramposos que arrancó hace un mes. Sí, todos aquellos que se quejaron habían hecho trampas.

Niantic ha desarrollado un software que permite localizar cuentas que usan rastreadores no oficiales, es decir, obtener una ventaja adicional sobre el juego tanto en pasos como en criaturas. Debido a ellos, muchos usuarios pueden estar recibiendo “shadowbans“, es decir, restricciones temporales en las funciones de las cuentas para que no se pueda explotar ésta en su totalidad.

Asimismo, también se ha llevado a cabo otra medida que está levantando muchas ampollas. Si habéis capturado algún Pokémon de manera fraudulenta, Niantic no os dejará usarlo. ¿Cómo? Tan sencillo como que se tachará de la lista con una línea roja, es decir, desaparecerá de tu lista de capturados.

Niantic se defiende

Como era de esperar, tras esta actualización, que tanto revuelo ha causado, la propia Niantic ha salido al paso para decir que los cambios son más que necesarios, ya que se quiere una comunidad sana y cordial.

“Junto al anuncio de las incursiones (Raids) y las novedades de los gimnasios y combates, seguimos comprometidos en lograr que Pokémon Go sea una experiencia justa y divertida para todos los entrenadores. A partir de hoy, los pokémon que sean capturados utilizando aplicaciones y servicios externos y de desarrolladores terceros que alteren la experiencia normal del juego, estarán marcados y no se comportarán de la manera que esperas. Esto es parte de nuestra meta de mantener la integridad de nuestra comunidad y una gran experiencia al jugar Pokémon Go”, sentencia el estudio desarrollador.

Si no habéis hecho nada “raro”, no tenéis nada que temer 🙂