Samsung Galaxy S7 recibe nueva actualización de seguridad

Aunque Samsung Galaxy S8 se está llevando todos los elogios -es normal también, ya que es la novedad y el nuevo niño de la familia-, la compañía surcoreana no olvida uno de los terminales que más rentabilidad le ha dado de los últimos años: el Samsung Galaxy S7. De acuerdo a la información publicada en el día de hoy, el S7, tanto su versión estándar como la Edge, recibirán una nueva actualización centrada en la seguridad.

De hecho, no sólo será la gama S7 la que se verá beneficiada de esta actualización, sino muchos otros terminales de la clase Galaxy. Por ejemplo, estos son otros modelos que también podrán dar el salto:

  • Samsung Galaxy A3 2016
  • Samsung Galaxy J1 Ace Neo
  • Samsung Galaxy J2
  • Samsung Galaxy J7

Qué se corrige

Cuando se lanzó Android 7.0 Nougat, Google y Samsung firmaron un acuerdo mediante el cual se comprometían a mantener actualizado algunos terminales de la gama Galaxy durante un largo periodo de tiempo. Y así se está cumpliendo mes tras mes.

Aunque esta actualización no llega con el esperado Android 7.1.2 -ya hay ganas, ¿verdad?-, sí lo hace con múltiples parches para mejorar la seguridad de nuestro dispositivo. Por ejemplo, se corrigen algunos errores de sistema que habían aparecido a los usuarios, además de optimizar los terminales para que no sufran cuelgues con las actualizaciones de algunas aplicaciones muy conocidas (véase WhatsApp).

Esta actualización OTA para distintas gamas de sus smartphones lleva la referencia G930W8VLS2BQF1 para el Samsung Galaxy S7, y G935W8VLS2BQF1 para el Samsung Galaxy S7 Edge.

¿Cómo podemos actualizar a la última versión? Pues muy sencillo: o bien nos esperamos a que nos salte el aviso de que existe una nueva actualización o entramos directamente al apartado en cuestión (Ajustes -> Acerca del sistema). En caso de que no esté disponible todavía de ninguna de las maneras, no hay que olvidar que estas actualizaciones llegan de manera gradual, es decir, por territorios y por semana.

Móvil a más del 50 por ciento de batería (y a ser posible conectado a la red eléctrica), conexión WiFi estable y capacidad suficiente para descargar el update. Así de simple.

Artículos relacionados