Apple y LG se unen para la producción de pantallas OLED (para el iPhone 8)

iphone 8

Que el iPhone 8 es uno de los modelos más esperados de los últimos años no es ningún secreto. Apple cumple una década en esto de la telefonía móvil, de ahí que el terminal que conmemore esta efeméride tiene que estar a la altura. Por esta razón, los norteamericanos están haciendo todo lo posible para que la producción de las piezas del smartphone sea lo más rápida posible, y aquí entra en juego su famosa pantalla OLED.

Tal como indican en Xataka Móvil, la fabricación de pantallas OLED no da más de sí. Para colmo, la producción de estos cristales está regida por la supremacía de Samsung, empresa que fabrica 97 de cada 100 paneles. En otras palabras, el margen de maniobra es realmente bajo, de ahí que Apple quiera invertir en las fábricas de LG y no depender en demasía de sus principales competidores una vez que llega a las tiendas.

Según la información facilitada, los norteamericanos quieren soltar entre 1.700 y 2.600 millones de euros en la producción de estas pantallas OLED. La idea es también reducir ese bestial porcentaje que posee Samsung en estos momentos, así como abaratar el proceso de creación (al fin y al cabo, si posee la cadena de montaje se ahorra el tener que comprar las láminas a terceros).

Un desarrollo complejo

La fabricación de pantallas OLED no es sencilla, según han explicado en numerosas ocasiones los científicos involucrados en esta tecnología. Si tomamos como referencia el montante que se quiere desembolsar, Apple podría fabricar unas 30.000 hojas OLED durante un año. De esta lámina saldrían varias pantallas individuales, siempre con la idea de cubrir la demanda millonaria que se estima para el iPhone 8.

Independientemente de números, se trata de un movimiento que Apple necesita hacer más pronto que tarde, ya que depende casi en su totalidad de LG o Samsung. Es una inversión con más rentabilidad futura que a corto plazo.

Artículos relacionados