Cómo hacer buenas fotos con poca luz en tu smartphone

Cómo hacer buenas fotos con poca luz en tu smartphone

Si te gusta hacer fotografías con tu smartphone, seguro que te has encontrado con un problema: la luz. Cualquier teléfono móvil que se precie tiene múltiples dificultades en tirar instantáneas en cuanto cae la noche. Los sensores de los dispositivos apenas están preparados para trabajar con poca luz, aunque la llegada de las lentes más nuevas está cambiando este paradigma. Por esta última razón, te contamos tres trucos muy sencillos para que tires mejores fotos cuando el sol se ponga.

El diafragma

Ya te lo decíamos en el párrafo introductorio: la mejora de las cámaras ha servido para que las lentes cuenten con mejoras que antes eran exclusivas de las reflex, y una de ellas es la de variar el diafragma.

Cambiando los valores por defecto de la cámara podemos alterar la luz que entra por el sensor. Si es de noche, sólo hay que abrirlo hasta el máximo y la cantidad de luz que entrará será mucho más alta que estando en su modo normal.

Por qué debes tirar fotos en RAW si buscas calidad

Las figuras

No sólo basta con jugar con el diafragma, también es necesario hacerlo con la composición visual y el entorno. En otras palabras, ante la ausencia de iluminación cuando llega la noche, un buen truco es que la figura a fotografiar cuente con luz de cara.

Traducido al castellano, si, por ejemplo, quieres realizar una captura a tu hermano, es preferible que la luz de la farola le incida directamente sobre la cara y no a contraluz. Es un consejo realmente simple que puede mejorar -y mucho- cada una de las fotografías tomadas.

fotos en la calle

Usa el flash y apoya el móvil

Este último consejo (por partida doble) es más un recordatorio que un truco en sí: utiliza el flash. Sabemos que la calidad del fogonazo no es la más ideal, pero en situaciones de oscuridad extrema, este se convierte en la mejor herramienta para sacarnos de un apuro.

Por otro lado, apoyar el teléfono móvil sobre una superficie, haya luz o no, mejorará considerablemente la calidad. Y el porqué es sencillo: al encontrarse sobre un sitio estable, el temblor característico del pulso no hará mella en la nitidez de la captura.

No olvides que la práctica crea al maestro, así que te recomendamos como punto final, cómo no, el que tires tus fotos en RAW para un control absoluto de lo que se está fotografiando.

Artículos relacionados