El Snapdragon 845 muestra nuevos detalles de su funcionamiento

El Snapdragon 845 muestra nuevos detalles de su funcionamiento

Que nos encanta hablar de procesadores no es ningún secreto. Hace sólo unos días escribíamos sobre el esperado Kirin 970 que prepara Huawei o el magnífico procesador que tendrá el Samsung Galaxy S9. Así mismo, también durante el pasado curso hicimos un gran repaso a todo lo que aguardaba para este 2017 en el campo de los Snapdragon. ¿Fallamos? Pues se puede decir que no.

Teniendo en cuenta estos precedentes, toca hablar ahora del Snapdragon 845, el que será el procesador más potente del mercado y que se llevará la gama alta de 2018 (y posiblemente 2019). Tras el buen hacer que ha cosechado el 835 en los modelos de este año, con el 845 se busca una cosa: un mejor rendimiento mono núcleo.

Para entrar en contexto, los Snapdragon no tienen rival en lo que respecta al rendimiento multi núcleo. Ahora bien, cuando se trata de un solo núcleo la cosa cambia, y ahí Apple siempre “le come la tostada”. Buena prueba de ello es que en las pruebas realizadas ya se ha conseguir igualar la potencia del Apple A9, el procesador que montaba el iPhone 6S. Puede parecer poca cosa el compararlo con un móvil de hace dos años, pero teniendo en cuenta que es el punto donde flaquean, y que todavía quedan varios meses para optimizarlo, lo mismo el salto mono núcleo es más grande del esperado.

Lejos del A10

El rendimiento del procesador, que ha sido filtrado por una cuenta china de Weibo, destaca que el 845 consiguió 2.600 puntos en la prueba, 100 más que el citado A9. Sin embargo, se quedó a 400 puntos del A10 que montan los iPhone 7 (3.000 puntos). Teniendo en cuenta que hoy mismo se presenta el A11, la brecha será más grande.

Queda mucho 2017 y todo 2018. No obstante, es bueno saber que Snapdragon trabaja en su punto débil y se acerca cada vez más a su rival. Si en multi núcleo no tiene rival, en mono núcleo quiere que la distancia sea ínfima.