¿Qué es la realidad mixta? ¿Para qué sirve? Todo lo que debes saber

gafas de realidad virtual

Durante los últimos meses (e incluso años) hemos oído hablar mucho sobre la realidad aumentada o la realidad virtual. Sabemos qué es la realidad virtual, sabemos que usas unas gafas y parece que estás dentro de un videojuego, por ejemplo. Sabemos también qué es la realidad aumentada gracias a Pokémon Go, el popular juego de Niantic para móviles, o gracias a los filtros de Snapchat o de Instagram. Convivimos con ambas pero no es el único término que vamos a escuchar muy pronto prácticamente a todas horas. Sabemos qué es la realidad aumentada y la realidad virtual pero, ¿qué es la realidad mixta?

La realidad mixta combina realidad virtual con realidad aumentada. No eres solo un espectador como en la realidad aumentada sino que pasas a tener control de ese “mundo virtual”. Como si tocásemos hologramas interactivos que son virtuales pero los puedes manipular a tu antojo cuando estás dentro de esa realidad.

La realidad mixta permite, como es obvio, que la experiencia con juegos de realidad virtual sea mucho más inmersiva. También nos permite sentirnos parte de películas, por ejemplo. Cuenta con los beneficios de una y de otra porque lo vives en primera persona, como en la realidad virtual, pero también puedes interactuar con lo que ocurre, como en la realidad aumentada.

Con este tipo de tecnología se puede convertir cualquier espacio en otro. Por ejemplo, el salón puede ser el escenario de una batalla con sables láser o cualquier otro escenario creado por los desarrolladores de juegos. La realidad mixta ha sido la última en llegar y por eso, probablemente, aún no has escuchado habalr de ella tanto como de las dos anteriores pero muy pronto se convertirá en algo común en nuestro día a día que nos permitirá interactuar con objetos reales dentro de un mundo virtual.

Para poder tener este tipo de realidad,para ser partícipe de ella necesitaremos un ordenador que sea compatible con esta tecnología y también un auricular compatible con esto. Un auricular que tiene que ser totalmente cerrado y que contará con una cámara para que en la pantalla veas tu entorno real o virtual. Este auricular iría conectado al PC (en ese caso, como decimos, necesitamos un PC) o contaría con una CPU interna que nos permitiría disfruar de la tecnología sin necesidad de un ordenador.

Microsoft ya trabaja en esta tecnología y cuentan con unas gafas de realidad virtual cmpatibles con Windows 10 y con Xbox pero también está trabajando en controladores de movimiento para realidad mixta que completen esta experiencia y la hagan más inmersiva y con más posibilidades.

Artículos relacionados