Día del Internet Seguro: 10 consejos para proteger tu teléfono móvil

malware android

Google o Apple, entre otras, se preocupan cada vez más por mantener la seguridad de tu teléfono móvil. Pero no todo depende de ellos, también de ti. Hoy se celebra el Día del Internet seguro y hay muchas cosas que puedes hacer para tener tu móvil a salvo y no poner en peligro tus datos, no sufrir hackeos o no caer en estafas.

Hoy, para celebrar el Día del Internet Seguro vamos a darte una serie de consejos para que puedas tener tu teléfono móvil lo más seguro posible, que no haya ningún riesgo y que ningún ciberdelincuente tenga tus datos.

  1. Mantén el teléfono actualizado

Actualizar el móvil es muy importante y también las actualizaciones. En caso de que haya un agujero de seguridad en alguna aplicación o en el sistema operativo, la compañía suele corregirlos muy pronto con actualizaciones. Si no actualizas, tu móvil es vulnerable de ser atacado.

  1. Bloquea el teléfono

Hay muchas formas de bloquear el teléfono y no tiene sentido que cualquiera pueda acceder a tu teléfono móvil. En caso de que pierdas el teléfono o que te lo roben se lo pondrás muy fácil si tu teléfono no tiene seguridad. Puedes usar contraseñas, patrones o incluso tu huella dactilar o con tu iris. Usa siempre las posibilidades de bloqueo que te ofrece tu teléfono.

  1. Vigila las aplicaciones

Cuidado con las aplicaciones porque son una de las principales fuentes de malware. Aunque Google se esfuerce en eliminar las apps peligrosas, no siempre lo consigue. Es importante que no descargues cualquier aplicación que veas por ahí y que si lo haces de una tienda fuera de la Play Store te fijes si es o no fiable y si crees que puede tener algún riesgo. En caso de duda, no instales y busca algo similar que te inspire mayor confianza.

  1. Cuidado con los permisos

Aunque instales aplicaciones seguras, mira siempre los permisos que te piden. Ya te hemos aconsejado y explicado por qué es muy importante que vigiles los permisos de las aplicaciones. Podrían espiarte, escucharte por el micrófono del móvil o tener todos tus datos. Si una aplicación te pide permisos que no tienen sentido, desconfía de ellas.

  1. No te conectes a cualquier red

No hagas trámites en redes públicas y, en general, no envíes información comprometida cuando no estás conectado a una red WiFi segura. Entendemos que son útiles para ahorrar datos pero ten en cuenta que no sabes quién puede estar espiando lo que haces en una zona WiFi pública y los riesgos que esto podría tener. Espérate a llegar a casa si necesitas enviar algo importante, confidencial o privado.

  1. Instala apps de control remoto

Si roban tu teléfono Android y sabes que es muy complicado que vuelvas a verlo, borra tus datos. Es importante que tengas instalada una aplicación como Cerberus por si ocurre algo con tu teléfono móvil. Permitirá que encuentres el teléfono por GPS y si lo das por perdido podrás formatearlo para que nadie haga un uso indebido de los datos que tenías.

  1. Desconfía de cadenas de WhatsApp

WhatsApp se ha convertido en un de los lugares favoritos de los ciberdelincuentes. Utilizan la aplicación de mensajería para difundir bulos y robar los datos de personas que creen lo que dicen. Te suscriben a servicios de SMS premium que te harán gastar dinero cada mes y, además, tendrán acceso a tus datos. Nunca pinches en un enlace de WhatsApp que te promete cosas gratis, premios, etc.

  1. No guardes tus contraseñas

No guardes contraseñas en aplicaciones que tengas e tu teléfono como, por ejemplo, software para gestionar tus cuentas bancarias o aplicaciones con las que puedes comprar sin introducir la tarjeta de crédito porque ya está guardada. Es aconsejable que no tengas estas aplicaciones con contraseñas guardadas y que tengas que ponerlas cada vez que entras. En caso de robo, agradecerás haber seguido este consejo.

  1. Protege tus archivos en la nube

Haz copias de seguridad de todo lo que tengas en tu teléfono móvil. Puedes usar Google Drive, Dropbox o Amazon Drive o tu propio ordenador, si quieres. Pasa tus imágenes, vídeos, contactos o conversaciones a otros dispositivos, a la nube, a tu ordenador… Mantén todo a salvo por si tu teléfono se rompe, se pierde o te lo roban.

  1. Instala un antivirus

Aunque tengas cuidado, hay malware que puede colarse en tu teléfono móvil sin que lo quieras así que lo más aconsejable es que apuestes por un antivirus. Puedes encontrar muchos en las tiendas de aplicaciones como Avast o Kaspersky, por ejemplo.

Artículos relacionados