Por qué deberías prestar más atención a los permisos de las aplicaciones

infecta un virus movil

Hace unos días contábamos que es posible que hubiese aplicaciones y juegos que utilizasen el micrófono del teléfono para espiarte sin tu consentimiento. En realidad sí das el consentimiento porque eres tú el que autoriza a esas aplicaciones acceder a tu micrófono. Las apps te piden permisos en tu Android y los concedes. Y no siempre es una buena idea.

Con las últimas versiones de Android es más fácil gestionar los permisos de las aplicaciones. Puedes ir a los ajustes del teléfono y controlar qué permisos tiene cada apps e incluso denegarlos si no quieres que accedan. Si no mandas notas de audio en WhatsApp, por ejemplo, puedes desactivar su permiso al micrófono. Es fácil gestionarlos pero primero tendrás que saber qué posibilidades hay.

Permisos

¿Por qué es un riesgo?

Hay permisos más peligrosos y otros que no lo son tanto. Es sentido común saber que los permisos a la cámara del teléfono o el micrófono solo deberían pedírtelo las aplicaciones con las que vayas a usar esto. No tiene sentido que un juego te pida permiso a la cámara del teléfono o al micrófono a no ser que sea una app tipo Duolingo en la que tendrás que hablar para ir cumpliendo niveles.

Por lo general desconfía de estas aplicaciones o juegos que piden permisos a tu teléfono. Un juego no debería acceder a tu cámara ni a tu micrófono ni a la localización del móvil. ¿Para qué?

Los compañeros de Movilzona han explicado los riesgos que corres en caso de que aceptes permisos a las diferentes partes de tu móvil y que sean usados de forma indebida. Presta más atención, vigila cuando instales una app o vuelve a los ajustes de tu móvil para comprobar si hay algo que pueda ponerte en peligro. Resumimos estos riesgos basándonos en la explicación del medio citado.

Piensa antes de otorgar permisos…

  • Permisos a la cámara: como es lógico, dar permisos a la cámara permitirá que se tomen fotografías en cualquier momento tanto de la cámara principal como de la delantera. Si no tiene sentido conceder este permiso (en el caso de WhatsApp o Facebook o Twitter sí lo tiene, por ejemplo), no lo hagas. Desactiva estos permisos en todas las aplicaciones posibles y evitarás un riesgo.
  • Permisos al micrófono: Ya contamos hace unos días que se podía usar este permiso para grabar cualquier conversación tuya y venderla para mejorar la publicidad.
  • Permisos de localización: Nadie debería saber dónde estás en todo momento. Evita dar este permiso a no ser que lo necesites para algo (por ejemplo, en Google Maps o Waze) Y si no lo estás usando, desactiva el GPS de tu móvil.

Artículos relacionados