Qué debes hacer y qué no si se moja tu teléfono móvil

Móvil mojado

Cada vez es más común que los teléfonos móviles resistan prácticamente todo. Hace unos años una de nuestras principales preocupaciones era que nuestro teléfono se ahogase en la piscina, que lo dejásemos en el bañador al ir a la playa, que se nos cayese en el lavabo o incluso en el wáter… Ahora muchos móviles cuentan con resistencia IP68 que hace que no les afecte el agua. Pero no todos. Si tienes uno de esos que aún no pueden mojarse, te interesará saber qué hacer en esos casos.

Si aún no tienes un móvil que resista el agua o una funda que lo proteja para estos casos, te interesará saber qué hacer en caso de que tu teléfono se moje. Es muy importante actuar bien si esto pasa ya que si actúas mal podrías no recuperarlo. Hay algunos métodos que sí funcionan y te contamos qué puedes hacer.

Lo primero que debes hacer en el caso de que tu móvil se moje es intentar quitar la batería del teléfono. A veces te resultará mucho más sencillo porque la carcasa trasera es extraíble y otras veces no lo será tanto. Sea como sea, apaga el teléfono móvil lo antes posible para evitar daños mayores. Si estaba apagado cuando se ha caído al agua o se ha apagado durante el chapuzón, no lo enciendas. Es importante que no intentes encenderlo una vez que ya esté mojado.

móvil lluvia

Cuidado con el agua con sal

Si se ha caído en agua con sal, antes de arreglarlo tendrás que limpiar el teléfono con agua dulce. La sal podría destrozar por dentro tu teléfono así que aunque parezca una locura debes enjuagarlo con agua dulce antes de intentar cualquier método.

Ni microondas ni secador

El calor no arreglará tu teléfono móvil. El calor excesivo podría hacer que tu móvil se rompiese más de lo que está así que evita el secador y, como es lógico, evita secar el teléfono móvil en el microondas o quedarán daños irreparables.

Con arroz o avena

Si tu móvil no se ha mojado demasiado por dentro, el arroz funciona. También la arena (si es la de tu gato o la de la playa) o incluso la avena. Es un método que conocemos prácticamente todos y puede ser muy útil si el chapuzón no ha sido demasiado grave. Si el móvil sigue encendido una vez que se haya mojado, lo primero que tienes que hacer es apagarlo para evitar problemas mayores. El arroz absorbe la humedad y puede que salve tu teléfono.

Si quieres que sea más efectivo, deberías desmontar el teléfono tanto como puedas: quitar la batería si es extraíble o la carcasa trasera. Cuanto más desmontes, más efectivo será. Una vez hecho esto, deja el teléfono enterrado en arroz sin tocarlo. No es un método rápido y es aconsejable que debas dejarlo incluso dos días.

Con alcohol

El alcohol cura las heridas y puede que cure tu teléfono. Al igual que en el método anterior, recuerda apagar tu teléfono antes de proceder. El alcohol que tienes en el botequín podría salvar tu móvil si se ha ahogado. Si sumergimos el teléfono en alcohol durante unos minutos, es posible que evapore el agua. Pasados unos minutos, saca el teléfono y deja que se evapore el alcohol por completo. Quizá hay suerte.

Artículos relacionados