Exynos 9820: así es el procesador del Samsung Galaxy S10

Es siempre la antesala del lanzamiento de la siguiente generación de terminales de Samsung. Unos meses antes, la empresa coreana nos sorprende con el lanzamiento oficial del que será el corazón de su Samsung Galaxy S10, el procesador Exinos 9820.

Siempre nos centramos en la faceta de fabricantes de terminales móviles de muchas marcas pero se nos olvida que son mucho más. En concreto Samsung tiene una gran parte de su negocio en la fabricación de componentes electrónicos como sensores para cámaras, memorias y, también, procesadores.

Y es que ya desde hace años sus móviles llevan CPU con sello propio, los Exynos, y ya tenemos entre nuestras manos la información oficial del Exynos 9820, el último y más potente, destinado a mover el hardware de los terminales de la marca en 2019.

El Exynos más inteligente

Sí, el nuevo Exynos también llega con la palabra de moda y es que además de CPU y GPU integrará la NPU, Neural Process Unit, el elemento que tan famoso ha hecho a los últimos Kirin de Huawei. Según la compañía, el nuevo Exynos es siete veces más potente y con este elemento, su IA nos va a dejar asombrado dada sus capacidades de proceso en paralelo, aprendizaje y no en modo secuencial como una CPU normal.

El interior del Exynos 9820 está realizado en un esquema Tri-Cluster con dos elementos de gran potencia personalizados de Samsung; otros dos que utilizan arquitectura Cortex-A75; y, finalmente, un conjunto de cuatro Cortex-A55 que son los que se dan uso en trabajos menos exigentes. Con esto se consigue, según la marca, entre un 15% de ahorro energético general con picos del 40%.

El Exynos 9820 se ha fabricado con tecnología de ocho nanómetros (LPP FinFET), bien es cierto que en esto le gana el Kirin 980 con sus 7 nm, pero es un avance significativo frente al Exynos 9810, permitiendo ahorrar energía y un mayor control de la temperatura del componente.

Se integra una GPU Mali-G76 MP12, permitiendo al Samsung Galaxy S10, en teoría, ejecutar sin problemas los juegos más exigentes, contenido multimedia a 4K y, de hecho, si la cámara lo permite, llegará a grabar hasta en 8K a 30 fps. Se incluye, además, un nuevo ISP avanzado que permite cámaras de hasta cinco sensores, por lo que podríamos estar ante la confirmación de que, al menos, el Galaxy S10 contaría con una cámara doble por delante y triple por detrás.

Finalmente, sus capacidades se completan con el módem LTE-A es Cat.20 (sin compatibilidad con 5G NR), que permite descargas con velocidades de hasta 2 Gbps. Es importante comentar que el procesador del Samsung Galaxy S10 ofrece soporte con RAM LPDDR4X y que el almacenamiento puede ser UFS 3.0.

Artículos relacionados