Comparativa entre el Samsung Galaxy A40 y su “hermano”, el Galaxy A50

Samsung ofrece una amplia variedad de dispositivos a tu disposición para que encuentres el que más se ajusta a tus necesidades. En la gama media encontramos terminales que poco tienen que envidiar a los del segmento superior. Samsung tiene varias propuestas en su plantel, entre ellas el Samsung Galaxy A40 y Samsung Galaxy A50. Ambos salieron casi a la par y si te estás pensando en hacerte con un nuevo móvil te decimos cuál de los dos móviles comprar.

El diseño

A nivel de diseño existen pequeñas diferencias entre los Samsung Galaxy A40 y Samsung Galaxy A50. La primera de todas es el tamaño, siendo el A50 más grande con su pantalla Super AMOLED de 6,4 pulgadas frente a las 5,9 pulgadas del A40. Además, el espacio utilizado por el display es casi total en el modelo más grande, pero los dos comparten el mismo diseño del Infinity Display U dejando la cámara frontal en el centro superior.

A40

Si nos vamos a la parte trasera de los dos terminales encontramos diferencias a nivel funcional. Curiosamente, aunque el A50 es algo más avanzado no tiene el lector de huellas dactilares a la espalda como lo tiene el A40, pero en su lugar lo compensa con un sistema de tres lentes de las que te hablaremos más abajo.

Características técnicas

Dejando a un lado las cámaras, pasemos a ver las diferencias del Samsung Galaxy A40 y el Galaxy A50. La primera parada es el procesador al que acompañan 4 GB de RAM en ambas versiones. Sin embargo, aunque la nomenclatura es la Exynos 7 Octacore en el A40 es el modelo 7904 a 1,8 GHz mientras que el A50 monta el 9610 con 2,3 GHz que es más potente.

A 50

Por otro lado, el modelo mayor cuenta con un espacio de 128 GB y una generosa autonomía de 4.000 mAh mientras que su versión menor cuenta con algo menos de espacio y autonomía con sus 64 GB y 3.100 mAh respectivamente que tampoco están nada mal. En común comparten el chipset clásico de acelerómetro, giroscopio, GPS así como Bluetooth 5.0 y cable USB C.

Cámara

Llegamos a un punto en el que la cantidad marca la diferencia. En la parte frontal ambos dispositivos cuentan con un sensor de 25 MPX para hacer buenos selfies, pero es en la parte trasera donde está la gran diferencia. No solo es el hecho de que el Galaxy A50 disponga de un triple sensor frente al doble del Galaxy A40, que también, sino por la calidad de estos. En el primer teléfono nos encontramos con una lente principal de 25 MPX acompañada de otros de 5 y 8 MPX. Mientras, el modelo pequeño consta de un sensor de 16 MPX junto a otro de 5 MPX. Ambos te darán buenos resultados en la toma de fotografías gracias al HDR, aunque de los dos solo podrás videos en cámara lenta con el Galaxy A50.

Conclusión

Samsung ha concebido la gama A como una serie de móviles pensados para todo tipo de presupuestos. Como puedes ver, ambos modelos comparten ciertas características, aunque los detalles marcan la diferencia. Será decisión tuya si prefieres ajustarse a un presupuesto de los 220 euros del Galaxy A40 o gastarte un poco más hasta los cerca de 280 euros que cuesta el Galaxy A50. Si no, también puedes optar por otros móviles por menos de 300 euros.

Artículos relacionados