Un fallo de seguridad en tu SIM puede enviar mensajes, dar tu ubicación exacta o suplantar tu identidad

Tarjeta SIM

La tarjeta SIM de nuestro teléfono móvil nos permite “tener” un número y poder llamar y comunicarnos con los demás. Ahora, como recogen desde ADSLZone, sabemos que un fallo de seguridad en tu tarjeta SIM puede enviar mensajes y tu ubicación.

Hace solo unos días los compañeros de ADSLZone informaban de SimJacker, una vulnerabilidad descubierta que permite a la tarjeta SIM ser utilizada por operadores en 30 países o gestionar suscripciones y servicios. A través de un simple SMS recibido en tu smartphone, los atacantes pueden acceder a tu tarjeta y da instrucciones para enviar mensajes, ejecutar comandos, enviar datos, hacer llamadas o abrir el navegador. Así pueden conocer tu ubicación, tu número IMEI, suplantar tu identidad o incluso enviar estafas con sistemas SMS premium, por ejemplo. Un peligroso ataque que puede saber todo de ti e incluso gastarse tu dinero.

Pero ahora, más allá de SimJacker, un nuevo peligro llega a la tarjeta SIM según ha publicado la firma de seguridad Ginno Security Lab. Se trata de un fallo de seguridad llamado WIBattack y que compromete la seguridad de Wireless Internet Browser (WIB) y toma el control de aspectos importantes de tu smartphone. Es peligroso ya que el atacante puede enviar mensajes desde tu smartphone, hacer llamadas o incluso mostrar información en pantalla o desvelar tu ubicación. Según recogen desde ADSLZone, en este caso es menos peligroso pero sigue siendo un peligro que afecta a cientos de miles de teléfonos móviles y que podría afectarnos.

Como siempre en estos casos, la mejor forma de evitar este tipo de ataques es no pinchar en los enlaces que recibimos a través de SMS. Todo esto ocurre ya que las tarjetas SIM no se actualizan desde hace diez años y los estándares están obsoletos. Pero si quieres prevenir los posibles hackeos a tu móvil, lo más recomendable es que desconfíes de todo tipo de enlaces recibidos por SMS o por correos electrónicos y no des tus datos en ningún caso. Si ves que tu smartphone hace cosas poco habituales, acude cuanto antes a un servicio técnico especializado para que consigan liberar el malware del mismo o incluso bloquear la tarjeta desde tu operador para evitar que suplanten tu identidad o se gasten tu dinero.

Artículos relacionados