Padres VS niños: los límites del control parental

Las aplicaciones de control parental son más populares que nunca, pero, ¿son buenas para los padres y los niños?

171334660

 

Para la mayoría de los padres, las principales prioridades cuando compran a sus hijos un teléfono son:

1) Ser capaz de proteger a sus hijos para que éstos no vean material inadecuado, o que se pongan en contacto con alguna persona que no deba.

2) No querer pagar enormes facturas por que sus hijos se descarguen apps de pago.

Por suerte para estos padres preocupados, prácticamente todos los smartphones han incorporado controles parentales que nos permiten tomar medidas para evitar facturas o algún problema mayor.

 

adolescentes VS padres

La demanda del control parental ha existido desde que los navegadores de Internet y las aplicaciones aparecieron en los smartphones.

En 2009, Apple se convirtió en la primera compañía que introducía una función que creaba grupos de edad para los usuarios, impidiendo el acceso a ciertas apps. Otros fabricantes siguieron el ejemplo, añadiendo el control parental.

Desde el primer día, sin embargo, los adolescentes han hecho todo lo posible para quitar esas restricciones en los teléfonos. Es un tema popular en los foros de chat de adolescentes, con todo tipo de consejos para evitar el control fácilmente. Con este ataque adolescente en contra de los controles parentales, los padres piden ayuda para recuperar ese control.

 

Aplicaciones de control parental

Hoy en día,  existen infinidad de aplicaciones de control parental repletas de características útiles para controlar las llamadas, mensajes de texto, historial de navegación, la actividad en las redes sociales casi cualquier actividad del teléfono.

 

1. Somos grandes admiradores de Qustodio (iOS, Android), una aplicación que permite un tiempo determinado, que establecen los padres, para navegar por Internet, bloquear aplicaciones no deseadas, e incluso instalar un botón de pánico en el teléfono de tu hijo.

 

 

2. Otra gran aplicación de control parental es Mamabear (GRATIS en iOS y Android). Mamabear tiene que ver con “aumentar las fronteras” para los niños. Esto incluye la capacidad de configurar las notificaciones de llegada y salida para lugares seguros como las actividades escolares y deportivas.

Este tipo de seguimiento ultracercano y supervisión de todo, ha levantado algunas preocupaciones de que el control parental podría ir demasiado lejos. Los propios padres, sin embargo, parecen más abiertos a la idea de rastrear cada paso que su hijo da.

 

Mientras tanto, en Corea del Sur, las aplicaciones de control parental son tan potentes y eficaces (los padres pueden apagar incluso el smartphone de su hijo en un solo toque), hasta tal punto que algunos adolescentes se están empezando a rebelar – Se niegan a tener smartphones. 

 

Conclusiones: es bueno hablar

Tener contraseñas y aplicaciones de control parental está bien, pero quizás lo más importante es tener una charla con tu hijo, y educarles de tal modo que sepan usar el teléfono de un modo seguro. La investigación ha demostrado que si los padres hablan con sus hijos sobre la seguridad de Internet, se comportan mejor a la hora de navegar.

¿Y tú, de qué lado estás? ¿Eres un padre de familia, o un joven con una aplicación de control parental instalada en tu smartphone? ¿Crees que un exceso de control por parte de los padres puede ser perjudicial para los hijos? Queremos saber más, comparte con nosotros lo que opinas 🙂

Artículos relacionados