Smartphones con versión ‘mini’ o ‘compact’, repasamos su historia

portada

Desde el año 2010 vemos en el mercado muchas versiones móviles con la coletilla de “mini” o “compact” y es que esto ha servido como estrategia de venta a muchas de las marcas de telefonía móvil del mercado.

Todas las marcas tienen un terminal “buque insignia”, que suele ser el que tiene mejores características técnicas pero a su vez es el terminal más caro de la marca y no suele estar accesible para todos los bolsillos. La solución que toman los fabricantes para llegar a un mayor número de usuarios es poner en el mercado una versión “mini” de ese buque insignia, que no es más que una versión más pequeña y con características más ajustadas para que el precio sea más asequible y poder llegar así a ese sector del mercado que no tiene un poder adquisitivo tan elevado.

Vamos a ver algunos de los más importantes para ver las diferencias tanto técnicas como de precio de mercado.

Samsung:

Samsung comenzó ya en el 2011 con su primera versión mini y fue el Galaxy Mini, una versión reducida del Galaxy S.

         galaxy s      galaxy mini

                      Samsung Galaxy S                           Samsung Galaxy Mini

Sus características en aquellos tiempos variaban y mucho, tanto en procesador como en pantalla, cámara, memoria interna…

El Galaxy S montaba su increíble pantalla Super AMOLED de 4 pulgadas con una resolución de 480 x 800 píxeles y una densidad de 233ppp mientras que el Galaxy Mini montaba una pantalla TFT de 3.14 pulgadas con una resolución de 240 x 320 píxeles y una densidad de 127ppp. Ya solo con este dato podemos ver la gran diferencia que había entre ambos y también en el precio, ya que el Galaxy S cuando salio al mercado rondaba los 500€, mientras que el Galaxy Mini rondaba los 200€.

Después de este lanzamiento novedoso en el mundo de la telefonía móvil, Samsung siguió sacando esas versiones pequeñas como el Galaxy Mini 2, Galaxy S3 Mini, S4 Mini, S5 Mini y siempre con reducción en las características y en el precio, haciendo aumentar así su cuota de mercado que es el interés principal.

s4 y s4 mini

Samsung Galaxy S4 y S4 Mini

s5 y s5 mini

Samsung Galaxy S5 y S5 Mini

Sony:

Sony ya contaba con terminales pequeños en el mercado, pero porque eran pequeños como el Xperia Mini, no porque tuvieran una versión reducida de otro terminal más puntero. Pero en el año 2014 presentó su primer Smartphone “Compact” de un gama alta, el Xperia Z1 Compact.

z1 y z1 compact

En esta ocasión, Sony no reduce tanto las características como Samsung sino que simplemente reduce su impresionante pantalla para abaratar costes.

En el caso del Z1 y Z1 Compact, pasamos de una pantalla X-Reality Engine de 5 pulgadas con resolución de 1080 x 1920 pixels y densidad de 441ppp a una pantalla también X-Reality Engine pero de 4.3 pulgadas con resolución 720 x 1280 pixels y densidad de 342ppp. Una diferencia más que considerable para la gran mayoría de usuarios.

El resto de características las mantiene, con su procesador de 4 núcleos, sus 16Gb de memoria interna, sus 2Gb de RAM y su cámara de 20mpx.

El precio es donde se nota esa disminución de la pantalla ya que el Xperia Z1 costaba alrededor de 700€ mientras que el Z1 Compact rondaba los 550€.

También Sony obtuvo buenos resultados y continuó sacando versiones compact de sus smartphones punteros como el Xperia Z3 Compact, Z4 Compact y Z5 Compact.

z3 y z3 compact Xperia Z5 y Z5 Compact

Huawei, LG y HTC:

Estos tres fabricantes han tenido en toda su historia terminales de gama media y baja para compensar sus terminales punteros pero en lo que se refiere a terminales “mini” como tal solo han tenido algunos terminales, que al no obtener los resultados deseados no han sido muy habituales.

Huawei cuenta con el P8 y el P8 Lite. Sus diferencias no son tan grandes como en los demás fabricantes pero si son importantes. El tamaño de la pantalla pasa de 5.2 pulgadas a las 5 pulgadas del P8 lite, que puede parecer poco pero cuando vemos la resolución se nota la diferencia pasando de una resolución de 1080 x 1920 pixels y densidad de 424ppp a los 720 x 1280 pixels y densidad de 294ppp.

p8 y p8 lite

Por lo demás, encontramos diferencias en el procesador, pero solamente en la velocidad de sus núcleos ya que ambos cuentan con 8, en la RAM pasando de 3Gb a 2Gb y en la cámara trasera, que pasamos de 8mpx a 5mpx en el Lite.

En LG podemos encontrar el LG G2 Mini, cuyas diferencias con su hermano mayor el LG G2 pasan como en todos los demás fabricantes por el cambio importantísimo en su pantalla pero también como hiciera Samsung en el resto de sus características, tanto procesador, como memoria interna, RAM y cámara, los aspectos más importantes de un Smartphone.

g2 y g2 mini

El precio rondaba los 500€ para el G2 mientras que el G2 Mini estaba por los 350€.

Después hemos podido ver el G3 y el G3S que era la versión “mini” del G3 o el G4 y las diferentes variaciones como el G4C y el G4 Beat.

Por parte de HTC encontramos el HTC One (M7) y el HTC One mini, donde al igual que en todos los demás encontramos la reducción de pantalla, pasando de la de 4.7 pulgadas con resolución 1080 x 1920 pixels con densidad de 469ppp del HTC One a la de 4.3 pulgadas con resolución 720 x 1280 pixels y densidad de 342ppp del HTC One mini.

htc

El resto de componentes también disminuye, tanto procesador como RAM, memoria interna y cámara por lo que también se obtiene la disminución de precio considerable pasando de los cerca de 650€ que costaba el HTC One (M7), a los cerca de 500€ que costaba el HTC One mini.

Después HTC sacó el HTC One mini 2, la versión reducida del HTC One M8.

Apple:

Apple ha marcado un poco la diferencia en cuando a terminales mini se refiere. Realmente no podemos encontrar ningún iPhone mini en el mercado porque no existe, lo que Apple ha hecho siempre ha sido sacar versiones mejoradas añadiendo una letra como paso con el iPhone 4 y el 4S o el iPhone 6, el 6S o el 6S Plus.

El único terminal que Apple sacó al mercado con versión “mini” fue el iPhone 5 del que pudimos ver la versión 5C y 5S, ambos presentados a la vez y cuyas características eran prácticamente las mismas exceptuando el acabado, que en el 5S era metálico mientras que en el 5C era plástico, una diferencia bastante importante, añadiendo también algún pequeño cambio en el procesador y en la memoria interna, detalles prácticamente sin importancia.

iphone

También en este caso se pudo comprobar la diferencia de precio, pero al ser una diferencia básicamente de diseño la diferencia fue de 100€ entre ambos, pasando de los 599€ del 5C a los 699€ del 5S.

Esperamos que este post te haya resultado interesante, déjanos un comentario si tuvieses alguna duda o quisieras añadir algo. Y si quieres probar por ti mismo estos modelos de los que hablamos, acércate a cualquiera de nuestras más de 500 tiendas 🙂

Artículos relacionados