Los 5 de problemas más comunes en Android y cómo solucionarlos

soluciones_arreglar_aplicacion_falla_android_01

Hoy día no nos imaginamos nuestra vida sin un smartphone a mano. Con todo lo que nos permite hacer un teléfono, las llamadas casi han pasado a un segundo plano. Junto a todas las ventajas, también encontramos algunos problemas. Estos son los 5 que consideramos más comunes, y una ayuda para solucionarlos.

 

1. espacio de almacenamiento limitado

Aunque ya es un error que pasa a ser menos frecuente, debido a que los fabricantes ya han subido la capacidad de la memoria interna desde los 16GB hacia adelante, todavía hay muchos teléfonos circulando con memorias de 4GB y 8GB, haciéndose difícil el uso de este.

Cuando este ocurre, la solución es eliminar archivos y aplicaciones que no utilicemos. Para los archivos (fotos, vídeo, música, …) tenemos la opción de moverlos a la memoria externa, como os explicamos en este vídeo.

Además existen aplicaciones que nos van a permitir mover ciertos datos de las aplicaciones a la memoria interna, liberando así algo de espacio.

Para intentar evitar este proceso, hay trucos como configurar, desde los ajustes de cámara, que las fotografías se almacenen directamente en la tarjeta SD.

También nos servirá de ayuda vigilar el espacio que ocupan las aplicaciones, siendo los juegos y redes sociales las que mayor espacio necesitan.

Por último, existe un recurso de almacenamiento externo, al margen de las tarjetas de memoria, que es el almacenamiento en la nube, teniendo una cantidad gratuita que nos puede venir muy bien para estos casos.

 

2. duración de batería

Otro problema clásico del que pocos teléfonos se libran, pero más que nada porque no nos conformamos con duraciones de un día y nos gustaría poder tener un teléfono que solo hubiera que cargar 2 veces a la semana.

Como eso todavía no es posible, algunos consejos para ahorrar batería son:

  • Reducir el brillo de pantalla. La pantalla seguramente sea el recurso que más batería consume. Si reducimos su brillo, ganaremos vida para el teléfono.
  • Reducir la velocidad de conexión a 2G conlleva un ahorro importante. Eso sí, debemos tener en cuenta que la navegación sería muy lenta. Recomendamos su uso para situaciones en que nos sea suficiente recibir llamadas y notificaciones.
  • Controlar qué aplicaciones instalamos, ya que hay algunas que hacen un consumo excesivo, como podéis consultar en este post.

Estos son solo algunos de los consejos, en el siguiente artículo podéis encontrar más trucos para ahorrar batería.

Además, cuando ya no podemos estirar más la batería, disponemos de baterías externas para devolver nuestro teléfono a la vida :).

 

3. cierre de aplicaciones

Se denominan ‘force close’, su traducción sería ‘cierre forzado’, y seguramente todos lo hayamos sufrido alguna vez. Aunque es verdad que con la mejora de los smartphones y la optimización de las aplicaciones, cada vez son menos frecuentes.

Hay ocasiones que no podemos hacer nada, debido a un problema de compatibilidad con nuestra versión de Android o por ser un fallo en el desarrollo de la aplicación.

Para el resto de ocasiones, tenemos dos opciones: restablecer la aplicación desde Ajustes > Aplicaciones borrando sus datos o eliminarla para volverla a instalar.

 

4. el teléfono va lento

Con teléfono lento nos referimos a que el sistema ya no tiene la misma fluidez que al principio, que al movernos entre las diferentes pantallas, por el menú de ajustes o de una aplicación a otra notamos saltos y lag.

Para evitar esto debemos intentar cerrar las aplicaciones que tenemos en segundo plano, para facilitar el trabajo a la memoria RAM.

Tener una gran cantidad de aplicaciones instaladas también ralentiza el teléfono, y más si son muy pesadas.

Por último, puede venir bien restablecer el teléfono tal y como venía de fábrica, previa copia de seguridad de todos los datos que no queramos perder.

 

5. no recibimos notificaciones

Otro de los problemas que nos puede fastidiar es que el teléfono parece que no recibe actualizaciones, y cuando entramos en una aplicación, por ejemplo Whatsapp, recibimos todas de golpe. Para solucionarlo debemos comprobar los siguientes puntos:

  • Desactivar cualquier tipo de ahorro de batería.
  • Vigilar el modo en que nos encontramos, ya que hay algunos, como el de solo prioridad o alarmas, que limitan las notificaciones entrantes.
  • Comprobar que las aplicaciones tienen permisos para mostrar las notificaciones, dentro de los ajustes de cada una. También verificar que la sincronización es correcta.
  • Mirar que no hayamos silenciado, sin darnos cuenta, las notificaciones de algo concreto.

Si comprobado todo esto sigue pasando, sobre todo conectados a redes wifi, es posible que el fallo se encuentre en el router al que estemos conectados, limitando nuestra conexión.

 

Estos son los problemas que creemos más afectan en este momento, pero ya sabéis que si tenéis cualquier otro, podéis dejarnos vuestros comentarios, ¡os responderemos enseguida! 🙂

Artículos relacionados