La batería de mi teléfono dura poco

phone-1503703_1280

Una de las piezas más importantes de los nuevos smartphones es su batería, y a la vez un buen medidor del estado del teléfono. Una batería que se mantenga en buen estado garantiza las horas de uso originales, que suelen ser de entre 1 y 2 días.

Es verdad que las baterías sufren desgaste con el uso y la carga del teléfono, pero os damos algunos consejos para vigilar su estado y alargar su vida lo máximo posible.

 

Batería dañada

Físicamente

Lo primero que debemos hacer si detectamos que la batería baja su rendimiento es comprobar si tiene algún daño físico.

¿Y cómo se sabe que una batería está dañada?

Sencillo. Si el teléfono cuenta con batería extraíble, tenemos que sacarla y comprobar que no está hinchada. Si no estamos seguros a simple vista, podemos colocarla sobre una superficie lisa y hacerla girar. Si da varias vueltas es síntoma de que está dañada, si en cambio apenas se mueve, significará que podemos descartar un problema físico.

Software

Otro síntoma de una batería en mal estado es un rendimiento irregular. Es decir, saltos del porcentaje de batería o de la carga.

Por ejemplo, si vemos que pasamos de un 70% al 40% en minutos o que el teléfono en reposo tiene un consumo demasiado elevado (aunque esto también podría ser debido al sistema operativo), seguramente nuestra batería tenga algún problema.

 

Si vemos que la batería sufre alguno de esos puntos podemos cambiarla nosotros mismos en caso de que sea extraíble y si no llevar el teléfono al servicio técnico donde nos solucionarán el problema.

 

Cómo alargar la vida útil

En este apartado quiero diferenciar entre el cuidado de la batería y alargar las horas de uso del teléfono.

Para un cuidado correcto, es recomendable que se cargue con su cargador original. En caso de que lo hagamos con uno compatible, hay que asegurarse que el amperaje del cargador sea el mismo, ya que un número inferior alargaría el tiempo de carga y uno superior podría dañar la batería.

En cuanto a aumentar las horas de uso, podemos seguir una serie de consejos:

  • Controlar el brillo. Una de las mayores fuentes de consumo es la pantalla del teléfono mientras está activa. Controlar el brillo de forma manual puede ayudar a reducir su consumo.
  • Desactivar la ubicación. Mientras no hagamos uso del gps, podemos desactivar esta función. Eso sí, hay que tener en cuenta que esto puede afectar a otras aplicaciones que usen el gps, como los widgets del tiempo, e impedir que actualicen su estado.
  • Cambiar el tipo de conexión. Desde el apartado de redes móviles, podemos modificar el tipo de conexión de nuestro smartphone entre 4G, 3G o 2G. Si elegimos 2G, vamos a notar un menor consumo de batería, pero a cambio renunciamos a la velocidad de conexión. Seguiremos recibiendo whatsapps de texto sin problemas, pero para mandar una foto o cargar una web habrá que tener paciencia.
  • Comprobar que aplicaciones usamos, ya que hay algunas que consumen más que otras. Esto lo podemos hacer desde Ajustes > Batería, en la sección uso de batería, tanto en Android como IOS. También debemos vigilar que aplicaciones se quedan en segundo plano, desde el botón de la multitarea.

 

Esperemos que con estos consejos puedas conservar tu batería el máximo tiempo posible. ¿Conocéis alguna recomendación más? ¡Contádnosla! 🙂

 

 

 

Artículos relacionados