¿Y si el iPhone 8 apostara por el reconocimiento facial y no dactilar?

¿Y si el iPhone 8 apostara por el reconocimiento facial y no dactilar?

Rumore, rumore, como diría la celebérrima Raffaela Carra. Hoy, iPhone 8, el próximo dispositivo de Apple que sale a la venta en tan sólo dos meses y del que ya hay muchas ganas de tenerlo entre nosotros. Tras saber que su pantalla será infinita al igual que sus competidores más directos, ahora toda la información gira en torno al famoso detector de huellas para desbloquear el terminal. Y es lógico que esto ocurra, ya que nadie sabe dónde lo van a situar.

Si por algo se caracterizó el iPhone 5S fue porque Apple introdujo el famoso TouchID para usar el dispositivo. Fue una implementación casi primeriza en el modo que lo hacía la compañía norteamericana, lo que le grajeó una buena crítica entre la prensa especializada y usuarios.

Fueron pasando los años y la opción continuó en los sucesivos smartphones, pero para este iPhone 8 sólo hay dos opciones: o se coloca en la parte trasera -algo que parece que no va a suceder dado que nunca lo ha hecho- o se integra con la pantalla principal -que sería lo más inteligente si no fuera porque la tecnología no llegará hasta el año 2018, como bien demostramos ayer.

Facial como respuesta

iPhone 8, ¿es este el diseño final del dispositivo de Apple?

Ante estas dificultades, el rumor que empieza a cobrar mucha fuerza es que Apple prescindiría de este detector de huellas para introducir uno facial. Y esta información proviene nada menos que de Bloomberg News, que no suele lanzarse a la piscina tan fácilmente.

Sería algo parecido al escáner de iris de la competencia, aunque con la principal peculiaridad de que ahora reconocería toda nuestra cara. Sí, suena muy Minority Report, pero desde Apple quieren dar un golpe sobre la mesa y plantar una característica que los diferencie del resto.

Como siempre decimos, sólo quedan dos meses aproximadamente para que salgamos de dudas. Y hay tantas ganas…

Artículos relacionados