Puedes tener Smart TV en casa sin comprar una nueva televisión: así funciona Xiaomi MI Box

Xiaomi TV Box

Ahora que se acaba el verano, pasas más tiempo en casa. Llega el frío, la mantita, el sofá, las palomitas, los sábados de película… Y para eso qué mejor que tener Netflix o HBO en casa para ver todas las películas sin moverte del sofá. Pero si además de un servicio de video en streaming, puedes verlo en tu televisión, mejor.

¿Cómo poder ver todo el contenido en tu televisión inteligente si tu televisión no es inteligente? Puedes hacerlo. No tendrás que cambiar de tele si no quieres y podrás ver Netflix en la pantalla de la televisión sin necesidad de cable HDMI y sin necesidad de colocar tu ordenador junto a la tele para poder enchufarlo… Xiaomi MI Box convierte tu tele en una Smart TV de forma sencilla, rápida y barata.

Xiaomi cuenta con prácticamente de todo en su catálogo: móviles, wearables, básculas y hasta cepillos de dientes. Pero uno de sus aparatos más útiles es Xiaomi MI Box, un gadget que permite que veas todo el contenido este otoño o este invierno en tu tele sin necesidad de preocuparte por conectar otros aparatos. Podrás ver Netflix, HBO, YouTube o incluso escuchar música en Spotify si quieres.

Xiaomi MI Box permite conectar tu tele a Internet a través de un pequeño dispositivo que apenas ocupa espacio y que puedes controlar con un mando específico. Podrás ir navegando entre aplicaciones, subir el nivel o apagarlo de forma sencilla cuando te canses. Como decimos, podrás utilizar todas las apps que utilizan tus amigos en su Smart TV desde vídeo en streaming hasta YouTube, Spotify o Google Chrome o cualquier otra que se te ocurra.

¿Qué ventajas tiene Xiaomi TV Box?

  • Es barato. Te costará menos de 100 euros y podrás usar tu tele como hasta ahora, no tendrás que cambiar de tele si no quieres.
  • Es útil. Si quieres ver contenido en la tele en un momento (un vídeo corto de YouTube, por ejemplo) te ahorrarás el esfuerzo de conectarlo todo para solo unos minutos. Podrás ver todas las series, películas o vídeos que quieras en pantalla grande.
  • Es transportable. Puedes llevarlo a donde quieras y es perfecto si vas a ir de vacaciones y quieres conectarlo en un apartamento o en un hotel.
  • Adiós cables. No tendrás que tener un HDMI siempre colgando de la tele para cada vez que quieras ver una serie de Netflix o HBO.
  • Es muy sencillo. Es sencillo y podrá usarlo cualquiera porque no harán falta grandes conocimientos, solo aprender a usar un nuevo mando muy básico.

Artículos relacionados