El iPhone XS supera al Galaxy Note9 en pantalla según DisplayMate

DisplayMate es la compañía encargada de medir la calidad de las pantallas de los móviles que salen al mercado. Hace solo unos días otorgaba al Samsung Galaxy Note9 el ‘premio’ al teléfono con mejor pantalla del mercado gracias a su pantalla OLED de 6,44 pulgadas. Ahora, el móvil de Samsung pierde su reinado y pasa a manos de Apple, con su iPhone XS Max.

El Samsung Galaxy Note9 tiene una pantalla OLED de 6,44 pulgadas que es un 27% más brillante que el modelo anterior y tiene un 32% más de contraste. Pero aunque es uno de los móviles con mejor pantalla, ya ha perdido el primer puesto a manos de Apple y su nuevo iPhone XS. DisplayMate ha nombrado el iPhone XS MAX como el teléfono con mejor pantalla del mercado con sus 6,5 pulgadas de diagonal, ligeramente mayor que la del teléfono de Samsung.

Esto ya ocurrió el año pasado con el lanzamiento del Samsung Galaxy Note8 y del iPhone X, que robó el liderato al teléfono surcoreano en cuanto a pantalla. Ahora esto se vuelve a repetir en 2018 tras analizar la pantalla del iPhone XS Max que ha calificado con la nota A+, la más alta posible en este análisis.

DisplayMate ha analizado el panel OLED del iPhone y asegura que es el más avanzado hasta ahora en un teléfono móvil, con una pantalla HDR con la mejor precisión, negros auténticos y brillo y contrastes notables. Además, según los especialistas las pantallas de Apple son las más nítidas con la densidad de píxeles más alta que en cualquier otro dispositivo de la marca.

“Basados en nuestros exhaustivos tests y mediciones de laboratorio, la pantalla del iPhone XS Max recibe nuestro premio DisplayMate a la Mejor Pantalla y ganando la nota más alta con un A+ al proporcionar una pantalla con un rendimiento considerablemente mejor que otros smartphones de la competencia”, han explicado de DisplayMate.

Artículos relacionados