Explicamos la “jerga” más utilizada sobre las cámaras de los smartphones

potada

Has decidido estrenar teléfono. ¡Bien, primer paso! Te vendría bien uno con una cámara de calidad, porque ya solo haces fotos con el móvil. ¡Bravo, segundo paso! Te pones a mirar en internet y todo lo que dicen de píxeles, ISO y no sé qué…. ni idea de lo que significa. ¡Viva, tercer paso! Has llegado al post que te va a salvar… ¡Pasen y lean!

 

Explicamos la tecnología:

En estos días hay otras muchas cosas que hacen que la cámara de tu Smartphone sea la mejor y es que no solo depende del número de megapíxeles que tenga. Vamos a ver el resto de innovaciones que ayudan a mejorar la cámara.

Cámara doble:

Nuevos terminales como el LG G5 y el Huawei P9, tienen dos cámaras en la parte trasera que trabajan de forma conjunta para conseguir mejores imágenes.

doble camara

El G5 por ejemplo, puede capturar imágenes de 24MP ultra-ancho, para poder capturar a un gran grupo de amigos o un paisaje más amplio.

El P9 sin embargo, utiliza una de las lentes para capturar detalles nítidos y la otra se concentra en el color, para conseguir la mejor foto posible de 12MP.

Lente gran angular:

Esto quiere decir que la cámara tiene un campo de visión más amplio de tal forma que por ejemplo en los selfies, podrías añadir a más gente sin necesidad de usar un palo.

Estabilizador óptico de imagen:

El estabilizador óptico de imagen está diseñado para evitar esas imágenes con falta de definición causadas por los pequeños movimientos, como el temblor de manos. Su acción consiste en separar el movimiento de la cámara de la del resto del teléfono, consiguiendo que la cámara esté quieta aunque se mueva el teléfono.

HTC UltraPixel:

Si eres fan de HTC es posible que ya hayas oído hablar de este término. Es una palabra que la compañía taiwanesa utiliza para describir lo grandes que son los píxeles que utiliza en sus cámaras. La idea es que los píxeles más grandes permiten mayor entrada de luz por lo que consigue imágenes más brillantes y mejores contrastes incluso con un número menor de píxeles.

Dual-Pixel:

La tecnología Dual-Pixel se encuentra en el nuevo terminal Galaxy S7 y viene de las cámaras digitales de alta gama de Canon.

Consiste en que cada píxel tiene dos sensores de luz – como un par de ojos. Así, el Galaxy S7 consigue que todos sus píxeles se centren en la foto ya que todos tienen la percepción de profundidad, por lo que enfoca al instante.

Ajustes de la cámara:

Así como de hardware avanzado, los nuevos terminales vienen con un software de última generación. Esto significa que hay un montón de ajustes que te ayudarán a conseguir la mejor calidad en tus fotos en cada momento.

Apertura / f-stop:

En algunos smartphones como el Huawei P9, se puede controlar la apertura (también conocida como f-stop o número f). Esto cambia la profundidad del campo de la imagen, por lo que se puede tener enfocada toda la captura o solo el objeto que tenemos más cerca.

Aperture control

ISO:

ISO cambia la sensibilidad de la cámara a la luz. Con un número más bajo, las fotos se verán más oscuras y con ruido (la falta de claridad hace que la foto se vea extraña). Con un número más alto tendrás mejores fotos en escenas oscuras pero los disparos no serán tan agudos.

Tiempo de exposición:

Al cambiar la velocidad de obturación se cambia la cantidad de luz que entra en la lente. Una velocidad de obturación larga permite captar fotos más brillantes pero si la cámara o la persona se mueve se verá el desenfoque por el movimiento.

Valor de exposición:

El valor de exposición marca la cantidad de luz que tendrá la foto final. Subiendo o bajando el valor compensamos el nivel de luz para conseguir una foto más natural.

Enfoque manual (AF/MF):

Tomando el control del enfoque podemos crear imágenes interesantes. Si nos sentimos creativos en Instagram, esta sería la opción definitiva.

Macro:

Muchos smartphones añaden ahora el modo Macro, que nos permite obtener primeros planos cristalinos. Optimiza automáticamente los ajustes de la cámara para que pueda centrarse claramente en objetos que están a solo unos centímetros de la lente.

Balance de blancos:

El ajuste de balance de blancos cambia la temperatura global del color de la imagen. Esto es útil cuando se hacen fotos bajo luz artificial, ya que puede hacer que las cosas se vean con un color amarillento.

Medida:

La medición ayuda a determinar la exposición correcta. Puede cambiar la dosificación para exponer mejor la imagen completa (medición matricial) o simplemente el sujeto (medición puntual).

Si tienes alguna otra palabra que se nos haya olvidado, déjanosla en los comentarios.

 

Fuente: Carphone Warehouse

Artículos relacionados