Tipos de protectores para smartphones: ventajas y desventajas

Tipos de protectores para smartphones: ventajas y desventajas

Cada vez que compramos un smartphone, lo primero que se nos viene a la cabeza es una frase: “Espero que no se me caiga”. La hemos dicho todos alguna vez en nuestra vida… y es normal: los españoles estamos enamorados de la telefonía móvil. Por esta sencilla razón, comprar un protector para nuestro smartphone se convierte casi en una obligación, ¿pero sabrías elegir uno correctamente? Te traemos las principales diferencias entre los que destacan en el mercado.

Plástico

Sin lugar a dudas, el más liviano de todos los presentes. Un protector de plástico en nuestra pantalla sirve para que los arañazos ocasionados por el trasiego diario no se noten en absoluto; ahora bien, cuando las caídas comienzan, este poco tiene que hacer al respecto.

Un protector de plástico es una opción barata y económica para que nuestro dispositivo esté cubierto ante desperfectos muy leves. En otras palabras, si eres un manazas y se te suele caer, esta opción queda descartada.

Tipos de protectores para smartphones: ventajas y desventajas

Cristal o vidrio templado gama básica

Entramos en terreno variopinto. Para analizar este tipo de protector antes hay que explicar qué es la escala de Mohs. Tras este nombre se esconde una escala de 1 a 10 que evalúa la resistencia de un material, con 1 siendo el yeso o el talco, y 10 para el diamante.

En telefonía móvil, los protectores de cristal o vidrio templado de gama básica pueden tener un nivel de dureza 8H, por ejemplo. De esta manera, estaremos ante un complemento realmente bueno para nuestro smartphone: no sólo vamos a evitar rayones, sino también todo tipo de desperfectos en la pantalla ante duras caídas.

¿En qué se diferencia de la gama alta? Ese es el otro tipo de protector.

Cristal o vidrio templado gama alta

Si hacemos esta diferenciación es por una razón: los protectores de cristal o vidrio templado de gama alta también poseen una escala 8H, por ejemplo, pero incorporan la famosa capa oleofóbica.

La capa oleofóbica no está presente en los protectores de vidrio más baratos. Esta no tiene nada que ver con los impactos, sino con nuestras huellas. Si se posee una buena capa, la pantalla no se llenará de huellas dactilares y cogerá menos suciedad.

En otras palabras, hay una diferenciación dentro de los propios cristales templados.

Artículos relacionados