Tecnología 5G, ¿a la vuelta de la esquina en España?

Tecnología 5G, ¿a la vuelta de la esquina en España?

2G, 3G, 4G… ¡y ahora 5G! Aunque pueda parecer muy futurístico, la tecnología 5G está más cerca de lo que crees. Al igual que del 3G se ha pasado al 4G en poco tiempo, el nuevo salto está a la vuelta de la esquina. De hecho, ya podemos contaros una cosa: la operadora Orange está realizando pruebas que simulan esta experiencia, es decir, la de navegar a una velocidad de ensueño con tu teléfono móvil.

La idea, cómo no, es que el 5G llegue a los smartphones españoles lo antes posible. Sin ir más lejos, esta prueba estuvo realizada con situaciones cotidianas y de nuestro día a día. La primera, ir andando por la calle para ver cómo respondía la conexión; la segunda, desplazamiento en coches, una de las complejidades más grandes a las que se puede enfrentar una conexión para la movilidad del mismo.

Los resultados obtenidos fueron muy buenos, según la compañía. Todas las simulaciones se realizaron con un equipamiento de radio que funcionó con una estación proporcionando cobertura 5G.

Buena sintonía

Los mejores smartphones para escuchar música

“Esta tecnología, que está basada en la construcción de redes potentes y flexibles supondrá el nacimiento de una nueva generación de experiencias en todos los ámbitos; las ciudades inteligentes, el Internet de las Cosas, la era de las máquinas, etc., pero en especial en la informática móvil, ya que el movimiento en 5G será la característica diferenciadora de esta tecnología. Todo esto creará oportunidades para nuevos casos de uso que aún no podemos ni imaginar“, apunta la empresa.

“También será notable la mejora de la latencia. La tecnología 5G estará construida para manejar todos los tipos de tráfico con una latencia extremadamente baja, y permitirá no solo que muchos más dispositivos estén conectados al mismo tiempo, sino que respondan mucho más rápido a las órdenes remotas”, matiza. “Ese tiempo entre el que se da una orden y el dispositivo la ejecuta se llama latencia, y con esta tecnología se espera que la latencia de extremo a extremo caiga por debajo de 1 milisegundo. La latencia mínima de respuesta es fundamental para hacer realidad aplicaciones como la conducción automática de los coches u operaciones quirúrgicas remotas mediante robots”.

Artículos relacionados