Análisis del Samsung Galaxy Watch: un reloj completo para todas las ocasiones

Samsung es la marca más vendida de teléfonos en todo el mundo pero los coreanos no solo cuentan con todo tipo de teléfonos sino también con otros gadgets y wearables de calidad como el Samsung Galaxy Watch, el último reloj presentado por la marca. Un reloj que lo tiene todo y que hoy analizamos en profundidad. Si buscas un wearable de calidad, es el tuyo.

Samsung lanzó hace unos meses su nuevo reloj para la gama más alta de wearables en el catálogo. Un reloj elegante, práctico, resistente y que hoy analizamos a fondo.

Un gran diseño

El reloj no solo es inteligente sino que tiene un aspecto totalmente elegante y premium. Un reloj bonito que, a simple vista, no parecerá que no es un reloj convencional. No es demasiado volumnosos ni grande sino que es perfecto para todos: delgado, moderno, ligero y bonito

El reloj llega en dos tamaños, con 46 y 42 milímetros, para cualquier tipo de persona o cualquier muñeca. Además, puedes personalizarlo tanto como quieras ya que podrás añadir las esferas que quieras y elegir entre más de mil.

Y no solo destaca por una esfera bonita y original sino que la correa también podrás personalizarla gracias a un mecanismo que permite tener correar intercambiables y cambiarlas de forma uy sencilla, en cualquier lugar y en cualquier momento.

Aplicaciones

Podrás tener muchas aplicaciones en tu reloj. Muchas muy útiles para tu día a día como, por ejemplo, Spotify para poder escuchar la música que quieras y poder controlar tus listas de reproducción desde el reloj y escucharlos a través de unos auriculares Bluetooth que enlaces con el smartwatch de Samsung.

Spotify viene preinstalada en el reloj pero podrás descargar otras aplicaciones que te resulten útiles en tu día a día como aplicaciones de transportes o alguna que te ayude a pedir un taxi en caso de necesitarlo y no querer siquiera sacar el teléfono.

Vida sana y ejercicio

Además de ser bonito y útil para leer tus notificaciones o escuchar tu música, no hay ningún wearable que no cumpla con uno de los principales cometidos: medir tu actividad física. El Samsung Galaxy Watch también es experto en fitness y mide tus pasos, los metros o kilómetros que haces cada día o la frecuencia cardiaca constante tanto si haces ejercicio como si estás en reposo.

El reloj es resistente al agua con resistencia 5 ATM así que también podrás usarlo para nadar y medir tus ejercicios de natación en la piscina.

NFC

Otro de los mejores usos para un reloj inteligente es el de pagar. Los pagos móviles son cada vez más comunes pero también puedes hacerlo desde el móvil gracias a la tecnología NFC que incorpora el Samsung Galaxy Watch.

Artículos relacionados