Todo lo que debes saber sobre el NFC: qué es, para qué sirve, cómo usarlo

Seguro que al leer las especificaciones de un nuevo teléfono móvil has visto, alguna vez, que pone “NFC”. Y es posible que no sepas qué es esto ni para qué sirve. Hoy te contamos todo lo que debes saber sobre el NFC. Qué es, para qué sirve, cómo saber si lo tienes en tu teléfono móvil o cómo te puede ayudar en tu día a día.

Qué es el NFC

El NFC es la tecnología Near Field Communication. Se trata de una tecnología inalámbrica, de corto alcance, que permite que dos dispositivos se conecten al emitir una señal y, además, puede recibir una señal. El NFC es un sistema de lectura-escritura que funciona en distancias inferiores a 10 cm, prácticamente tocándose.

Para qué sirve

El NFC está en nuestro día a día, más allá del teléfono móvil. Lo tiene la tarjeta de transportes, la tarjeta de crédito y algunos DNI más modernos. Permite que al acercarlo a determinados lugares, pasen cosas: puedas pagar sin introducir un código, puedan abrirse las puertas del metro…

¿Cómo sé si mi móvil tiene NFC?

Para saber si tu móvil tiene NFC puedes hacer dos cosas. La primera, buscar su ficha técnica en Internet y comprobar sus especificaciones de conectividad. Busca el modelo exacto en alguna página especializada (o busca el modelo en Phone House) y comprueba en las especificaciones si pone que tiene tecnología NFC.

Otra opción, para saber si mi móvil tiene NFC, es que vayamos al propio móvil. Ve a Ajustes > Bluetooth y conexión de dispositivos. Ahí verás si aparece la opción de NFC o hay algo relacionado con esta tecnología. Una vez que compruebes que lo tienes, podrás activarlo o desactivarlo cuando quieras usarlo en tu día a día.

¿Qué puede hacer el NFC?

Con el NFC puedes hacer prácticamente todo. Desde abrir las puertas del metro, como decimos, con tu teléfono móvil, hasta pagar en la mayoría de establecimientos.

Etiquetas NFC

Las etiquetas NFC puedes cmprarlas y configurarlas a tu gusto para que, en cada una, ocurra algo. Por ejemplo, que cuando llegues a casa acerques tu móvil a la etiqueta NFC junto a la puerta y tu teléfono móvil se conecte al WiFi automáticamente.

Por ejemplo, las etiquetas NFC permiten que las pongas en el coche y al llegar y acercar tu móvil a la misma se conecte automáticamente el Bluetooth y se active la música en el coche desde tu teléfono móvil. De forma muy sencilla.

Las etiquetas NFC las puedes usar para lo que quieras y lo que te venga bien. Puede el móvil hacer una llamada a tu madre si escaneas la pegatina de la mesita de noche para que sepa que has llegado bien a casa después de una noche de fiesta o puedes ajustarla a lo que más necesites según dónde la pegues.

Pagar con el móvil

Este es probablemente el uso más habitual de la tecnología NFC a día de hoy y uno de los más interesantes. Si tu móvil tiene tecnología NFC podrás descargar alguna aplicación de pago compatible con tu banco, registrar tus tarjetas y acercar el móvil a cualquier datáfono contactless para pagar. Este tipo de tecnología ya se usa en prácticamente todos los establecimientos, sobre todo de grandes ciudades. Podrás comprar entradas de cine, pagar un café, pagar la cena o comprar un libro.

Para entrar al coche

En algunos coches más modernos, dices adiós a la llave física o al botón y puedes entrar a través del contactless. Esto ocurre en los coches de alquiler que puedes encontrar en grandes ciudades y que coges durante un tiempo concreto y luego los devuelves. Próximamente, en un futuro, podremos entrar a nuestro coche abriendo con el móvil y olvidando la llave donde queramos, sin necesidad de llevarla.

Para el abono transporte

Actualmente en Madrid la tarjeta de abono transporte funciona con NFC tanto para recargarse como para pasar al metro o el autobús. Lo lógico sería que en cuestión de algunos meses o pocos años esto pudiésemos hacerlo directametne desde el teléfono móvil y llevásemos en nuestro móvil la tarjeta de abono transporte.

Para compartir el WiFi

Una de las formas más útiles de compartir el WiFi con tus invitados es a través del NFC y no tendrás que decirles a todos la contraseña cuando lleguen. Basta con que tengas una etiqueta NFC con la contraseña del WiFi en alguna parte de la casa y solo tendrán que acercar su móvil a ella para que se conecten.

Identificación en eventos

También sirve para entrar en eventos y no tener que ir cargando con una acreditación. Con la tecnología NFC podrás acreditarte a distintos eventos a los que tengas que ir y para que se abra el torno de la puerta solo tendrás que acercar tu teléfono móvil. En el Mobile World Congress de Barcelona ya se ha probado esta tecnología en alguna ocasión y no tienes que estar buscando la tarjeta acreditativa entre los bolsillos o la mochila.

Para viajar

También sirve para viajar y no solo para eventos. Por ejemplo, para entrar a tu avión puedes pasar el móvil por el lector y puedes acceder a las puertas de embarque. Air France ya funciona con esta tecnología y no tendremos que estar escaneando billetes, imprimiéndolos o llevándolos con nosotros. También algunos museos como la Alhambra de Granada permiten que los visitantes entren con NFC en su móvil.

Para compartir archivos

Otra forma útil de usar el NFC es para compartir archivos con quien quieras. Puedes enviar fotografías o vídeos o aplicaciones a través de NFC. Basta con que juntes tu móvil y el de la otra persona, pulses sobre la opción NFC y el otro teléfono descargará automáticamente lo que estás enviando.

Artículos relacionados