Pros y contras de un smartphone con pantalla grande

Cabeza

Hoy en día existen una gran variedad de teléfonos, cada uno con sus propias características o enfocados a ciertos usuarios. Hace ya tiempo comparábamos las ventajas y los inconvenientes de los terminales de pantalla grande frente a los convencionales. Hoy vamos a analizar el tema del tamaño de la pantalla en concreto ya que, aunque puede resultar un tema sin importancia para algunos, es importante analizar bien las ventajas y los inconvenientes que nos ofrecen los teléfonos de pantalla grande, que tan de moda se están poniendo:

pros:

  1. VISTA: Como es evidente, una mayor superficie de pantalla nos ofrece bastantes ventajas, como el hecho de ver más contenido de un simple vistazo o ver mucho mejor tus fotos y vídeosDe igual forma, cuando juegues a videojuegos será más sencillo acceder a los controles y la experiencia de usuario será más impactante.
  2. TECLADO Y MANEJO: Igual que una pantalla grande es más beneficiosa para tus ojos, también lo es para tus dedos, ya que dispones dispondrás de más espacio para desenvolverte y las teclas no aparecerán tan juntas. Además, aquellas personas que tienen los dedos más gruesos lo agradecerán especialmente.
  3. RENDIMIENTO: Por norma general, los teléfonos que incorporan una pantalla de gran tamaño también aprovechan para incorporar una batería acorde a las circunstancias. Esta batería suele ser de mayor capacidad que las que montan los smartphones habitualmente, por lo que nos proporciona una mayor autonomía.

contras:

  1. UNA MANO: Uno de los principales inconvenientes de los teléfonos con una gran pantalla, es su dificultad para usarlos con una sola mano. En este tipo de dispositivos es habitual tener que utilizarlos con ambas manos, algo que puede resultar molesto.
  2. PESO: Otro de los principales inconvenientes que tienen este tipo de terminales es el peso ya que, al disponer de una pantalla más grande (y es posible que a su vez también tenga una batería más grande) también aumente su peso.
  3. RENDIMIENTO: Aunque anteriormente os comentábamos que el hecho de tener una pantalla grande es una ventaja porque también aumenta el tamaño de la batería, esto puede convertirse en un inconveniente si la pantalla consume batería en exceso. Además, al disponer de una mayor capacidad de batería, suele tardar más tiempo en cargarse por completo.
  4. MAYOR PROBABILIDAD DE ROTURAS: Al disponer de una mayor superficie táctil, es más posible que esta se nos rompa en una caída, por lo que tendremos que tener un especial cuidado. Como es mejor prevenir que curar, recomendamos asegurar el teléfono y, siempre, mantenerlo a salvo con un protector de vidrio templado. Pie

Y tú, ¿prefieres pantalla grande o pequeña? Cuéntanos tu opinión.

Artículos relacionados